Melilla por el Clima insta al Gobierno a que respete el arbolado y no lo trate como mobiliario urbano

Concentración de ayer frente a la Consejería de Infraestructuras

Las entidades de esta plataforma se concentraron ayer frente a la Consejería de Infraestructuras para pedir que les avise a la hora de diseñar nuevos proyectos para aportar ideas y no enterarse “a toro pasado” del daño causado a los árboles

“En defensa de nuestros árboles”. Esta era la gran pancarta que desplegaron ayer frente a la Consejería de Infraestructuras las entidades que conforman la plataforma Melilla por el Clima. Una protesta “espontánea” después de enterarse de otro proyecto urbanístico que ha terminado con árboles dañados, lo que evidencia, a juicio de estas asociaciones, que el Gobierno local trata el arbolado de la ciudad como si fuera mobiliario urbano de quita y pon si le molesta. De hecho, según señaló Manolo Tapia, de Guelaya, los nuevos árboles que está plantando la Ciudad Autónoma en parques de Melilla están metidos en maceteros con la idea de moverlos si estorban. Una idea que está llevando a que la ciudad tenga parques pavimentados sin que se dé respuesta a la Emergencia Climática porque en la Ciudad Autónoma “no son conscientes” de ello.

“Las ciudades son vulnerables a ese cambio climático. Tenemos que reponer arbolado, cuidarlo y poner más árboles, pero los políticos no están siendo conscientes de esto”, lamentó Tapia durante la protesta de Melilla por el Clima.

Una idea que secundó José Cobo, del Movimiento en Defensa del Arbolado de Melilla, ya que el Gobierno local sigue diseñando la urbanización de los antiguos cuarteles como si fueran “un folio en blanco”, sin tener en cuenta el arbolado que hay en ese suelo. “Nos parece muy bien que diseñen, pero que respeten los árboles y la vida que hay dentro de los cuarteles. Es lo que defendemos, ‘construir sin destruir’”, dejó claro.

Para ello, las entidades de Melilla por el Clima piden a la Ciudad Autónoma que les avise antes de diseñar y emprender proyectos para poder aportar ideas. Pero, lejos de ello, lamentan que nadie les dice nada, por lo que se enteran “a toro pasado, cuando los árboles ya están dañados”, como ha sucedido en Santiago, por ejemplo, y también en el Campus de la Universidad de Granada, con la construcción del polideportivo.

Alcorques vacíos

Otra reivindicación de estas entidades es que sigue habiendo muchos alcorques vacíos en Melilla. La cantidad de árboles que queda por reponer “es inmensa”, afirmó Manolo Tapia. Pero lamentó que no se está haciendo y los que se están repoblando son de diferentes especies lo que, en palabras de José Cobo, supone “una forma de entender la biodiversidad extraña” ni tampoco queda bien a nivel estético cuando se mezclan tantas especies diferentes en una misma zona, como se ha hecho en la Avenida Donantes de Sangre.

Melilla por el Clima también considera urgente que haya un nuevo Reglamento para las zonas verdes de la ciudad. El actual es de 1988 y no está adaptado a los cambios que se han dado desde entonces por el cambio climático y las cumbres celebradas desde entonces. Además, un reglamento daría una protección concreta a los árboles “y no permitiría construir o destruir donde quisieran los políticos o los técnicos”.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas