agosto 12, 2022 19:38

Más de 30 bomberos logran extingir un aparatoso incendio en un almacén tras 9 horas y varios heridos

Bomberos actuando
Foto CAM

El siniestro, cerca de la frontera de Beni Enzar, obligó a evacuar las viviendas colindantes durante gran parte del día

Los Bomberos de Melilla tuvieron que emplearse ayer a fondo para sofocar un aparatoso incendio en un almacén de materiales de ferretería situado muy cerca del paso fronterizo de Beni-Enzar.
Según han informado a MELILLA HOY fuentes del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS), hizo falta reforzar el servicio que estaba de guardia, llegando a superar la treintena de efectivos los que participaron en esta intervención, que se prolongó durante nueve horas. Varios de ellos terminaron heridos leves, al parecer con fracturas debido a la complejidad de la actuación.
Sobre las 10.15 horas, los Bomberos recibieron un aviso de que un almacén situado en la calle General Astilleros, en el número 62, había sufrido un incendio.

Desalojo
El local, a escasos 150 metros del paso fronterizo de Beni-Enzar, era un almacén de ferretería en el que había una importante cantidad de material inflamable.
Ello, unido a la organización de todo lo que había en el almacén, dificultó mucho la tarea de los Bomberos, que en torno al mediodía pidieron evacuar las viviendas colindantes tras hacer diferentes mediciones, con el fin de evitar que los vecinos pudieran sufrir alguna intoxicación con el humo que se había generado.
De hecho, los Bomberos tuvieron que utilizar equipos de turbo ventiladores para poder ventilar toda la zona, ya que la invasión del humo provocó daños en las viviendas colindantes y llegó a ocupar algunas de las habitaciones, según informaron desde el Cuerpo de Bomberos a este Diario.
No hubo heridos entre los vecinos, que pudieron retornar a sus viviendas al cabo de varias horas.
Sí hubo daños personales entre los 32 bomberos que participaron en la extinción, ya que varios de ellos sufrieron heridas leves, posiblemente fracturas.
En concreto, intervinieron los 10 bomberos con su mando que estaban de servicio, además de otros 16 efectivos y seis mandos que acudieron como refuerzo para ir relevando a sus compañeros, debido al importante esfuerzo realizado, que al final se prolongó durante casi nueve horas.

Apuntalamiento
A las siete de la tarde se dio por concluida la extinción, para la que emplearon agua y espuma, además de los turbo ventiladores. Los bomberos también comprobaron que todas las viviendas afectadas se podían volver a ocupar y sanearon todo el almacén afectado por el fuego.
Asimismo, tuvieron que realizaron algunos servicios de apuntalamiento y saneamiento de la buhardilla del local para asegurar la estructura del inmueble, que se vio también dañada, de modo que hoy se pueda volver a entrar con seguridad para llevar a cabo labores de limpieza.
Este incendio es uno de los más importantes en los que ha tenido que intervenir el SPEIS este año.
El siniestro también requirió la participación de la Policía Local que, durante las labores del servicio de Bomberos, cortó al tráfico rodado la calle General Astilleros y acordonó las zonas peatonales.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas