Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Logo de Melilla hoy

Marlaska defiende su gestión migratoria tras fallar TS sobre menores migrantes y emplaza a reformar ‘ley mordaza’

Marlaska en Melilla

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha defendido este martes en el Congreso su gestión migratoria dentro de una política de «seguridad humana» que ha dicho que mantendrá en los próximos años, emplazando a los socios parlamentarios del Gobierno a retomar la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, la conocida por sus detractores como ‘ley mordaza’, tras fracasar la negociación en la anterior legislatura. En concreto, Grande-Marlaska ha apelado a la «voluntad de consenso» para reformar la ‘ley mordaza’ que aprobó el PP en 2015.

«Debemos encontrar un espacio de acuerdo para reformar aquellos aspectos que limitan la libertad de expresión y de reunión, garantizando, asimismo, las funciones desarrolladas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad», ha dicho, subrayando la necesidad de diálogo en otros asuntos, incluyendo la aplicación del nuevo Pacto Europeo de Migración y Asilo.

La comparecencia para explicar las líneas generales de su Ministerio ha coincidido con el fallo este lunes del Tribunal Supremo (TS) confirmando que la devolución de menores migrantes marroquíes desde Ceuta en 2021 fue ilegal. En declaraciones a la prensa, Grande-Marlaska ha mostrado su respeto, pero ha insistido en que se actuó por el «interés superior del menor».

En su intervención inicial ante la Comisión de Interior, Grande-Marlaska ha explicado su «visión positiva de las migraciones por ser fuente de oportunidades», por lo que ha pedido a PP y Vox –citando a la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por sus declaraciones sobre los migrantes de Alcalá de Henares– «no lanzar mensajes de miedo y de odio».

«No existe correlación entre incremento de los índices de la delincuencia con incremento de la inmigración irregular», ha subrayado el titular del Interior, que ha reconocido que 2023 se cerró con un incremento del 82% de las llegadas irregulares de migrantes a España.

«Los datos están ahí, no los vamos a ocultar», ha dicho, aunque abriendo el foco a la situación en Europa: 55.000 migrantes llegaron a las costas españolas, especialmente Canarias, pero a Italia lo hicieron 160.000 migrantes.

Grande-Marlaska ha aludido a la «presión estructural en África por factores de carácter socio-económico» para explicar este aumento de llegada de migrantes de forma irregular, pero ha matizado que la cifra de 2023 es menor que en 2018 –su primer año en Interior–, ya que entonces se cerró el año con 57.500 migrantes en las costas españolas, con 6.800 que llegaron por la frontera terrestre de Ceuta y Melilla, frente a los 1.230 en 2023.

También ha defendido la política de protección internacional competencia del Ministerio a través de la Oficina de Asilo y Refugio (OAR). El pasado viernes, en Rabat, el ministro admitió un uso «fraudulento» con las peticiones de asilo de viajeros que llegan al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas procedentes de Marruecos y un juez de Madrid acaba de anular el traslado de estos migrantes al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche, al entender que no se respeta la ley de asilo.

Loading

Redacción

Más información

Scroll al inicio

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€