Escribe para buscar

La Semana

Los bonos electorales de Sánchez

Compartir
Imagen de Pedro Sánchez

El independentista, populista y embaucador (en los dos últimos adjetivos se podría decir que es primo-hermano de Pinocho Sánchez) actual presidente del Barcelona, Joan Laporta, dijo en 2008, una de sus frases más célebres, aquella que soltó en abril de aquel año ante los peñistas culés: “¡Al loro, que no estamos tan mal!”. Fue el segundo año sin títulos, el adiós de Ronaldinho, Deco y Rijkaard y la moción de censura que Laporta salvó por los pelos. Después le dio el equipo a Guardiola, y con él (y sobre todo gracias a Messi) llegó el mejor Barça de la historia.

Ahora, parafraseando a Laporta, podríamos decirle los españoles a Pinocho Sánchez algo así como: ¡Al loro, que no somos tan tontos! Aunque él lo crea, no lo somos y no engaña a nadie con sus anuncios populistas y con sus bonos.

La semana pasada anunció el Gobierno de Sánchez dos bonos “electorales”. Por un lado, un “bono joven de vivienda” de 250 euros al mes de ayuda al alquiler para jóvenes con rentas de trabajo e ingresos anuales por debajo de 23.725 euros, que será aplicada durante los próximos dos años para “beneficiar a jóvenes entre los 18 y 35 años”. Por otro lado, el “bono cultural para jóvenes” que anunciaba el pasado 6 de octubre la ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y que horas después confirmaba el presidente del Gobierno. Además, desde Unidas Podemos, Ione Belarra quiso puntualizar que el bono era una propuesta que había realizado el partido al que pertenece (“Este tanto nos lo apuntamos nosotros”, pensará). Los jóvenes de 18 años dispondrán en 2022 de este bono de 400 euros para gastar en diversas áreas culturales. El Ministerio de Cultura y Deporte ha calculado que los beneficiarios serán aproximadamente medio millón de jóvenes y que la partida presupuestaria será de unos 200 millones de euros. La iniciativa ha generado muchas preguntas sobre cómo se aplicará, porque el Gobierno aún no ha dado más detalles de su puesta en marcha.

Pensando mal, algo normal con el gobierno que tenemos, sería lógico creer que ambos bonos tienen un objetivo: recortar la distancia (que Sánchez sabe que ahora es alta) que le saca, en la intención de voto, el centro-derecha a la izquierda.

Vicente Vallés, presentador y director de informativos de Antena 3 (que no se caracteriza por ser un medio contrario al Gobierno) hablaba, en la edición nocturna de los informativos de su cadena sobre la mencionada propuesta (la de los 400 euros) cuando hizo un comentario que a los minutos se convirtió en tendencia en Twitter: “Solo se podrán beneficiar aquellos que cumplan 18 años, justo la edad de votar”.

Como no somos tan tontos, nos podemos hacer algunas preguntas como: ¿El bono de ayuda a la vivienda sólo es necesario para dos años (curiosamente los dos anteriores a las nuevas elecciones)?; Si una gran cantidad de jóvenes en la franja de edad del bono no encuentran trabajo porque las empresas no pueden pagar los impuestos crecientes y las diarias subidas de la luz, ¿afectará la medida a muchos jóvenes o, más bien, a muy pocos?; ¿Por qué la duración del bono vivienda será sólo de 2 años (casi todos intuimos la respuesta)?; ¿Quién elegirá el cómo y el dónde se gasta el bono cultural (suena a más manipulación, adoctrinamiento y tomarnos por bobos que no sabemos elegir)?; ¿Los que tienen 17, 19 o 20 años no tienen derecho a ir al cine, comprar libros o ir a un concierto?; y un larguísimo etc.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *