Los 500 millones de Europa a Marruecos se destinarán para protección de migrantes, gestión de fronteras y combatir el tráfico de personas

01-06-2021 Agentes de la Gendarmería Real marroquí y Fuerzas auxiliares (Mejania) levantan alambradas de concertinas en la parte inferior del vallado en el espigón del Tarajal, a 1 de junio de 2021, en Marruecos. La Gendarmería Real marroquí se ha desplegado en la playa fronteriza para estar prevenidos contra una posible llegada masiva de personas que intenten cruzar a nado hacia España. Ayer un grupo de diez personas fue interceptada por Marruecos y el país quiere estar prevenido ante un posible nuevo intento masivo de cruzar la frontera de forma ilegal, como el que sucedió los días 17 y 19 de mayo, cuando llegaron a Ceuta más de 9.000 personas. POLITICA Antonio Sempere - Europa Press

Los 500 millones de euros que Marruecos recibirá de la Unión Europea se destinarán a la protección de migrantes, la gestión de fronteras y a combatir el tráfico de personas. Hay que recordar que estos fondos europeos que Europa asigna a Marruecos para la cooperación en materia de migración serán distribuidos hasta 2027, según han informado fuentes comunitarias a Europa Press.


La diplomacia europea negocia las prioridades en la relación con el país norteafricano y las primeras estimaciones presupuestarias apuntan a un incremento de la partida prevista hasta 2027 para asegurar la gestión de las fronteras, entendiendo que Marruecos se ha convertido en uno de los actores clave para frenar el paso de la migración ilegal a Europa.


Estos más de 500 millones se destinarán a la protección de migrantes, la gestión de fronteras y a combatir el tráfico de personas, señalan las fuentes consultadas. Esta asignación representa un importante incremento en las ayudas a Marruecos, que recibió 346 millones en el marco del presupuesto comunitario anterior.


Para la UE, Marruecos es un socio «estratégico y comprometido» con el que el bloque europeo coopera desde hace varios años en materia migratoria, recuerda una portavoz comunitaria, que enmarca estos nuevos fondos en la asociación operativa contra el tráfico de personas para hacer frente a la trata de personas, que comprenderá medidas de «apoyo a la gestión de fronteras, cooperación policial reforzada, incluidas investigaciones conjuntas, sensibilización sobre los peligros de la migración irregular y cooperación reforzada con las agencias de la UE que trabajan en el ámbito de los asuntos de interior».


La necesidad de incrementar los fondos europeos para conseguir una migración «ordenada y justa» desde los países de África fue precisamente expresada por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la última reunión de ministros europeos del ramo en Praga. «Necesitan una asistencia regular, predecible y de entidad, que hasta ahora ha sido insuficiente», aseguró.


El ministro español pidió además «elevar el perfil político» con una mayor interlocución con los países de origen de la migración, citando como ejemplo la visita a Rabat junto a la comisaria de Interior, Ylva Johansson, para entrevistarse con las autoridades marroquíes.

Marruecos, segundo país con más fondos en el norte de África
De hecho, Rabat es uno de los principales beneficiarios de los fondos europeos con países vecinos para la gestión migratoria y hasta ahora era después de Libia, el segundo país del norte de África que se beneficiaba de más fondos.


Aparte de las partidas para migración, Marruecos recibe otros fondos en materia de apoyo presupuestario y de cooperación regional, en línea con las relaciones especiales que mantiene Bruselas con el grupo de países vecinos en Europa y el Mediterráneo.


En los últimos años, los episodios de llegadas masivas de migrantes a España, varias de ellas con Marruecos en el centro de la crisis, ha obligado a actuar a Bruselas. En mayo de 2021, Ceuta vivió una entrada masiva de más de 8.000 migrantes, muchos menores, gracias a la connivencia de las fuerzas de seguridad marroquíes, que no intentaron evitar el paso, en medio de la crisis diplomática entre Marruecos y España.


La situación en la frontera volvió a generar preocupación en la capital comunitaria antes de verano tras la muerte de decenas de migrantes cuando trataban de cruzar a la ciudad autónoma de Melilla.
Antes, a finales de 2020, la UE destinó fondos adicionales para hacer frente a la llegada masiva de migrantes y el hacinamiento que se vivió en el puerto de Arguineguín, en Canarias, en noviembre de 2020.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€