La Unidad contra la Violencia de Género considera clave la Sanidad para detectar casos de malos tratos

La jefa de la Unidad Contra la Violencia de Género ha señalado que “todas las mujeres víctimas de violencia de género pasan por el ámbito sanitario en algún momento de su vida”

La jefa de la Unidad contra la Violencia de Género de la Delegación del Gobierno de Melilla, Laura Segura, ha mantenido un encuentro con responsables del Ingesa para tratar diferentes temas vinculados con el área sanitaria y las violencias machistas. Así, en el encuentro, han abordado la Segundas Jornadas de Formación ante la Violencia de Género en el ámbito sanitario, “después del éxito”, afirma, que éstas tuvieron en su primera edición en octubre del año pasado. “El ámbito sanitario, y especialmente la Atención Primaria, es un espacio fundamental de detección de la violencia de género y un espacio esencial para abordar esta lacra”, ha explicado Laura Segura en un comunicado de prensa.

La jefa de la Unidad contra la Violencia de Género ha señalado que todas las mujeres víctimas de violencia de género pasan por el ámbito sanitario en algún momento de su vida. “En el ámbito sanitario encuentran un espacio donde hay una intimidad, una persona externa totalmente a su círculo, y en el que las mujeres son capaces de abrirse”, ha explicado, al tiempo que ha señalado que es un momento en el que el especialista puede preguntar y observar si esa mujer es víctima de violencia de género.
La reunión de la Delegación, a la que han asistido la directora Médica Atención Primaria, Reyes Sanz; la directora de Enfermería Especializada, Concepción Cortés; el director de Enfermería de Atención Primaria, Francisco José Aguilar; y la directora Médica del Hospital, Elisa Perlado, también ha servido para tratar el documento sobre las Pautas básicas comunes del Sistema Nacional de Salud para la actuación sanitaria ante casos de agresión a mujeres por objeto punzante en contextos de ocio.
Un documento que recoge las actuaciones, entre otras, ante los pinchazos que provocan la sumisión química, después de que se hayan denunciado diversos casos en diferentes puntos del país. Por último, la reunión ha servido para que la jefa de la Unidad haga entrega de los materiales para la implantación de un Punto Violeta en el Hospital Comarcal de Melilla.
El Punto Violeta es un instrumento promovido por el Gobierno de España, a través del Ministerio de Igualdad, para implicar al conjunto de la sociedad en la lucha contra la violencia machista y extender, de forma masiva, la información necesaria para saber cómo actuar ante un caso de violencia contra las mujeres. Forma parte del catálogo de medidas urgentes del Plan de Mejora y Modernización impulsado por distintos ministerios del Gobierno de España en el contexto de alarma machista de los últimos meses y supone un cambio de enfoque en las políticas públicas de atención a las víctimas.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas