Tragsa prevé que las obras del nuevo hospital concluyan a finales de 2022

Tragsa

«Es una construcción compleja y complicada»

El presidente de la compañía, Jesús Casas, durante una visita a la ciudad que continuará hoy viernes, reconoce que es una construcción “compleja y complicada”, pero asegura que está avanzando “considerablemente”.

La reunión entre el Gobierno de la Ciudad y del presidente del Grupo de empresas públicas ‘Tragsa’ contó además con la presencia de la delegada del Gobierno, Sabrina Moh, en la que se abordaron asuntos como la evolución de las obras del Hospital Universitario, las fachadas de Averroes o la remodelación de la valla fronteriza.

Finales de 2022. Esa es la fecha que el presidente del Grupo de empresas públicas Tragsa, Jesús Casas, fijó ayer ante la prensa en lo que respecta a la finalización de las obras en el Hospital Universitario. Una obra que, según afirmó, avanza favorablemente a pesar de que ha sido “complicada y compleja”. “Entiendo el deseo que tiene toda la población de que lo antes posible esté acabado el edificio”, reconoce Casas, quien señaló que este fue un asunto “estrella” durante la reunión que mantuvo con el consejero de Infraestructuras y Urbanismo, Rachid Bussián, el de Sostenibilidad y Medio Ambiente, Hassán Mohatar, y la vicepresidenta del Gobierno y consejera de Administración Pública, Gloria Rojas. Dicho encuentro contó además con la presencia de la delegada del Gobierno en Melilla, Sabrina Moh, con la que abordaron con ella, aparte de la evolución de las obras del Hospital, otros igualmente importantes como la rehabilitación de la muralla de la Alcazaba, la fachada que se desprendió de la Urbanización Averroes, que también está a punto de finalizar, o la sustitución de la valla fronteriza con la provincia de Nador, la cual finalizaron.

 “Somos un medio propio a disposición. Tragsa es una herramienta que el responsable público tiene en el cajón y que la utiliza cuando prevé necesario”, explicó, apostillando que ellos “no son comerciales que vienen a pedir obra”, sino que se encuentran a disposición de la administración. “Somos 16.000 trabajadores en todo el territorio nacional, y eso significa un metabolismo alto”, aclara, recalcando la idea de que lo que quieren simplemente es “satisfacer” las necesidades que les ofrezca la administración.

El precio de los materiales está aumentando en estos momentos.

Casas admite que, aparte de que están terminando estos proyectos, no hay “específicamente” otros que se vayan a iniciar. “Lo que tenemos es una descripción de cosas que están economía de la mesa y que iremos acotando, tanto en lo que se refiere a obra formal como a apoyo técnico. Ahora mismo estamos todos en un escenario en el que durante los próximos años vamos a tener mucha actividad económica, va a haber fondos como los NextGeneration de la Unión Europea, y las administraciones se están fortaleciendo para ejecutarlos”, explicó

Por otro lado, el presidente de Tragsa reconoció el alza de los precios de los materiales de construcción en estos momentos. “Ahora mismo estamos en una situación de elevación, pero no solo en Melilla, sino en todo el mundo”, matizó Casas, quien citó el cobre o el hierro como los materiales que han sufrido ese aumento de los precios de los materiales debido a la “tensión” a causa de la abrupta salida de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. “Nosotros además tenemos una circunstancia añadida y es que las tasas son las que son. No cambian nada más que anualmente. Todos los años los accionistas se reúnen y aprueban las tarifas de ese año. Nosotros tenemos unas tarifas aprobadas para el mes de abril de este año, la cual supone una bajada respecto al año anterior del 1’17% y esa es la que vamos a aplicar”, expone Casas, el cual confesó que su “margen” se acortará si el precio de las materias primas se incrementa, lo cual tendrá repercusión sobre las tarifas de 2021.

“Son las reglas del juego”, resumió Casas intentando quitarle hierro al asunto volviendo a insistir en que  ellos no intentan ganar dinero con estos proyectos, ya que poseen una “vocación de servicio público” en la que se adaptan a dichas reglas. “Somos parte de la administración y de la Ciudad de Melilla y estamos a disposición de las cosas que nos puedan encargar”, remachó, insistiendo en que realizan esos servicios de la forma “más transparente, profesional y leal”.

Una ciudad complicada.

Por último, el presidente del Grupo de empresas públicas asume que Melilla no es una ciudad fácil en la que se puedan iniciar obras por la falta de materiales y de gente cualificada. «No es una ciudad fácil, pero formamos parte de España y tenemos la obligación de dar respuesta en cualquier punto del territorio nacional. Evidentemente, en Melilla, como en Ceuta o cualquier territorio insular es más complicado, pero tenemos que estar ahí y superar las dificultades. Traemos más materiales de la Península, nos organizamos de otra forma, etc., pero ese es nuestro trabajo”, resuelve, destacando que lo importante es que tienen la “obligación” de estar en todas partes, puesto que España tiene una estructura que le permite en cualquier lugar, independientemente de las circunstancias, poder dar una respuesta.

El Gobierno quiso agradecer la labor de Tragsa y le animó a seguir trabajando tal y como se ha hecho “desde hace más de 40 años” al servicio de las administraciones públicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ADVERTENCIA LEGAL: MELILLA HOY no secunda ni corrobora los artículos de opinión ni las manifestaciones expresadas en los comentarios de opinión de la web de este diario y sus respectivas redes sociales, y en consecuencia, no se hace responsable del contenido de los mismos.

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€