Hace 30 años

Margarita López Almendáriz, presidenta de la Confederación de Empresarios de Melilla (CEME) demostraba mediante un acta notarial que la maquinaria destinada a la oficina de Melilla de la EXPO de Sevilla se encontraba en la Fundación Socio Cultural. Achacaba el hecho a la dejadez y al desgobierno municipal.
El PSOE imponía condiciones al PP para aprobar un crédito de 1.650 millones de pesetas. La exigía, que todas las obras a sufragar con este dinero pasaran por comisión, entre ellas la de un futuro polideportivo en San Lorenzo que no se construyó nunca. El Ayuntamiento anunciaba que estaba preparando un plan cuatrienal de asfaltado de calles. Casi seis mil jóvenes melillenses acudían al concierto del dúo OBK en el Auditorium Carvajal.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas