Hace 30 años

MELILLA HOY publicaba que el delegado del Gobierno, Manuel Céspedes, era cada vez más el delegado del PSOE en la ciudad, ya que dedicaba su tiempo e influencia para realiza gestiones que favorecieran los intereses de sus compañeros de partido. La última muestra fueron las gestiones que realizó para conseguir que el Aeropuerto melillense cerrara una hora más tarde a pesar de que ya habían llegado todos los vuelos programados. El motivo, favorecer los intereses de su compañero concejal, Gonzalo Hernández, que llegó ese día a las ocho y media de la tarde en una avioneta particular para asistir a un pleno municipal que había comenzado a las ocho de la tarde y así evitar que su partido perdiera una votación municipal.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€