Golpe al menudeo de hachís en Ataque Seco y el Monte María Cristina

La Policía Nacional ha dado un golpe al menudeo de hachís en Ataque Seco y el Monte María Cristina con la detención de tres individuos de un clan familiar que se dedicaba a vender droga utilizando tres viviendas, que han sido registradas en la denominada operación Poema III. Además, en esta actuación también han sido intervenidos medio kilo de hachís y 5.400 euros.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Melilla, esta actuación se enmarca en el plan estratégico en la lucha contra el tráfico de drogas para desarticular puntos de venta dedicados al menudeo.

Su fase de explotación tuvo lugar el pasado día 16, sobre las 17.00 horas, cuando agentes de la Unidad de Droga y Crimen Organizado (Udyco) llevaron a cabo tres registros domiciliarios en la zona de Ataque Seco y Monte María Cristina, que permitió la detención de tres miembros de un clan familiar.

Esta unidad tenía conocimiento desde hace algunas semanas de que había un punto de venta de hachís, concretamente el interior de una vivienda, que estaba conectada con otra que servía como refugio.

La Udyco pudo confirmar una gran afluencia de personas a la vivienda donde se hacían las transacciones, adonde iban en busca de su dosis, especialmente menores de edad, dado el bajo precio de los trozos de hachís.

La realización de vigilancias y seguimientos permitió detectar una tercera vivienda, a la que el vendedor iba varias veces al día con un patinete, para volver a regresar al domicilio anterior, lo que hizo sospechar a los agentes de que podría ser utilizada como “guardería”, es decir, el lugar donde se guarda la mercancía.

Apoyo de otras unidades

Para llevar a cabo este operativo, la Udyco ha contado con el apoyo de miembros de la Brigada de Policía Judicial y la Unidad de Prevención y Reacción de Melilla, así como el Grupo de Operaciones Especiales, Guías Caninos y Medios Aéreos de la península.

Esta actuación contra el tráfico de drogas en Ataque Seco y Monte María Cristina se une a otras ya ejecutadas en General Astilleros, General Polavieja, Tadino de Martinengo, el Rastro y la barrida del Real.

En este caso, la Policía se ha incautado de medio kilo de hachís, 5.403 euros, sobre todo moneda fraccionada, y diversa documentación donde consta tanto un listado de clientes, como de las ventas realizadas.

Los tres detenidos pertenecen al mismo clan familiar, son de nacionalidad marroquí y carecen de antecedentes. Ya han sido puestos a disposición judicial como supuestos autores de un delito contra la salud pública.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas