Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Logo de Melilla hoy

FAMPA respalda a madres investigadas y se personará contra el ex presidente del AMPA del Colegio León Solá

FAMPA Melilla se personará como acusación particular en el caso de supuestas irregularidades en el uso de subvenciones por parte del AMPA del Colegio León Solá. Joan Casares, presidente de FAMPA, defiende a las madres afectadas, considerándolas víctimas de engaño y falta de transparencia.
Joan Casares
Joan Casares, presidente de Fampa Melilla, asegura que fue él el que denunció el caso en la Fiscalía y en la UDEF de la Policía Nacional

El presidente de la federación de AMPAs de Melilla asegura que las madres voluntarias de AMPA del citado colegio fueron “víctimas de engaño y falta de transparencia” por parte de los responsables de la asociación

 

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Melilla (FAMPA) ha anunciado que se personará como acusación particular en la causa por las supuestas irregularidades en el uso de las subvenciones por parte del AMPA del Colegio León Solá por valor de 370.000 euros, que ha llevado a la detención de su expresidente y tres de sus colaboradores así como a la investigación de otras nueve personas. Su presidente, Joan Casares, ha defendido además el honor de las madres afectadas por esta causa al considerar que fueron “víctimas de engaño y falta de transparencia” por parte de los responsables de la asociación. Casares ha destacado el papel del AMPA “y su importante trabajo social y educativo”, y reclamará “la restitución de las posibles cantidades económicas expoliadas”.

A través de un comunicado de prensa, el dirigente de la federación ha señalado que la FAMPA es conocedora de “la situación totalmente irregular por la interposición de personas en cargos, madres voluntarias del AMPA investigada que está asociada a esta Federación, por parte de un expresidente de la misma con resultado de posible fraude económico en actividades objeto de subvenciones”, así como “abuso de voluntarios que de buena fe vienen realizado trabajos de carácter social en la citada asociación de Madres y Padres”.

Joan Casares ha asegurado que él, en su calidad de presidente de la FAMPA Melilla, denunció ante la Fiscalía de Melilla y la UDEF “la citada situación irregular y de presuntos delitos, al conocer que el expresidente a su marcha de la asociación (a la que ya no podía pertenecer por no tener hijos matriculados en el centro educativo) nunca entregó las cuentas bancarias, los correos electrónicos y las Redes Sociales y que se autonombró asesor externo en un acto de autarquía y cinismo”. Todo con el fin, según el dirigente de la FAMPA, “para poder seguir teniendo el control económico, de información y de actividades del AMPA, que como sabemos, debido a su situación de familias y niños vulnerables era receptor de una gran número de ayudas y subvenciones”.

Casares ha destacado que la Federación de Melilla está dando cobertura legal a las seis madres investigadas, “al considerar que en realidad son víctimas del engaño y que abusando de su buena voluntad tuvieron cargos en la AMPA, como Presidentas y/o Secretarías, admitiendo crédulamente el argumento de que el expresidente era la persona más preparada para llevar los temas del AMPA, pero que no les daba cuenta de las situaciones económicas, del estado de las subvenciones y siendo manejadas como voluntarias para la aparente gran actividad del AMPA”.

Loading

M.H.

Más información

Scroll al inicio

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€