“El Yoga no es ‘tocarse los pies’, sino lo que aprendes por el camino. Incluso una persona en silla de ruedas puede practicar”

Entrevista a Ana Fernández Moñino, profesora de Yoga

Este martes se celebra el Día Internacional del Yoga. En Melilla hay muchas personas que lo practican. Una de ellas es Ana Fernández Moñino que, además, ejerce como profesora de esta disciplina.

  • Este 21 de junio se conmemora el Día Internacional del Yoga. ¿Qué beneficios tiene esta disciplina, o para qué la recomiendas?
  • Todo son beneficios. Con práctica constante sientes bienestar integral: físico (para mantener la salud y alcanzar una vejez saludable), mental y psicológico (porque te lleva al camino del autoconocimiento y aceptación de ti), energético (equilibrándote de una forma sutil, en tu interior) y espiritual (conectándonos con la energía universal, de la que cada uno somos una parte, te lleva a conectar con tu propósito de vida y a plantearte tu forma de vivir hacia estados de más conciencia).

  • ¿Todo el mundo puede practicar Yoga, o está contraindicado para algunos casos? Por ejemplo, personas mayores o niños, personas que tengan limitaciones físicas o poca flexibilidad…
  • Todo el mundo puede practicar Yoga porque el profesor adapta la práctica a las características del alumno. Como bien dices, se hacen grupos de mayores, niños… incluso en las clases clásicas la postura (asana) se adapta mediante variantes y material para ejecutarla correctamente. Yoga no es “tocarse los pies”, sino lo que aprendes por el camino. Incluso una persona en silla de ruedas puede practicar. En este caso, Meditación y Atención Plena, que también se practica mientras estamos en las posturas a través de la respiración. La práctica es muy rica. De hecho, las asanas tradicionalmente se han practicado para preparar el cuerpo a estar sentados en el suelo en postura de loto sin dolores de espalda al meditar. Esa es su finalidad.

  • Algunas posturas de Yoga parecen inalcanzables para quien ha practicado poco o nada. ¿Hay alguna que se te resista incluso para quien, como tú, lleva años haciendo Yoga?
  • Mi enfoque del Yoga no es practicar posturas inalcanzables. Con los años de práctica no me generan interés (es posible que con los años cambie de opinión y me guste el sabor del reto). En este momento, el foco de mi práctica y la de mis clases está en la salud de la espalda: gestionar patologías para mantener y que no haya dolor (escoliosis, hipercifosis, hiperlordosis, rectificación lumbar … entre otras). Por lo menos, que no vayan a más.

  • ¿Cómo te convertiste en profesora de Yoga? ¿Qué es lo que más te gusta de esta actividad?
  • Hace más de 6 años vivía un momento de catarsis personal y necesitaba una práctica que me aportara equilibrio para “surfear” las olas de la vida. Me fui a la primera formación con la idea de una práctica para mí. Cuando la acabé, una amiga me animó a que compartiese lo que sabía en la playa, de forma casual y al final he descubierto que tengo el don de compartirlo y disfruto con ello. Me siento “en expansión” durante. Es una satisfacción personal compartir lo que voy aprendiendo. Son conocimientos que no son míos, sino que han pasado de maestro a discípulo durante milenios. Eso sí, que yo he practicado y que funcionan en mí. De ahí, compartirlos.
Una de las clases que Ana Fernández Moñino ofrece en una terraza de Melilla la Vieja
  • ¿Hace falta ser disciplinado para practicar Yoga, con unas rutinas muy determinadas, o esta filosofía permite llevarla con una mayor libertad?
  • La práctica, aunque no sea regular, aporta porque planta una semilla cuyos beneficios saldrán cuando sea el momento, aunque una práctica regular acelera el proceso y propicia más sus beneficios, que ya comenté al principio de la entrevista.

  • El Yoga no es solo una práctica física, sino que también aporta calma y paz. ¿Crees que es la mejor medicina en estos tiempos que vivimos de tanta prisa y estrés, y en los que empezamos a dar más importancia a la salud mental?
  • No diré que es la mejor medicina porque hay muchos caminos que llevan al mismo sitio. Sí que para mí es muy completa, holística y me funciona. Hemos de acercarnos al Yoga cuando nos atrae, nos resuena, interesa, no por “probar por probar” porque no es nuestro momento personal. Si es el momento personal porque estás en un momento de traspasar situaciones personales, prueba con distintos profesores hasta que des con el que sientas comodidad. “Cada maestrillo tiene su librillo”, dicen. Cada profe pasa por su cuerpo la práctica antes de compartirla y tenemos nuestro estilo personal, además de las distintas ramas del Yoga a nivel general.

  • ¿Hay cada vez más personas que practican Yoga en Melilla? ¿Somos alumnos aventajados en esta disciplina por la presencia en la ciudad de una comunidad hindú?
  • Cada vez más personas practican en todo el mundo. Cada vez es más un estilo de vida. Los medios de comunicación y el boca a boca han influido en ello. Además, en el caso de Melilla, la comunidad hindú lo acerca a la ciudad, una práctica abierta a todos, independientemente del credo, raza, religión, características personales… el Yoga no es una religión, es una disciplina para el bienestar, aunque por contexto histórico tenga influencias, pero trasciende lo religioso. Puedes ser musulmán, cristiano, judío… incluso ateo y practicar Yoga.
    Además de talleres benéficos puntuales a lo largo de los años, yo en 2019 di clases 3 veces a la semana en su templo de forma regular y fue una experiencia muy bonita, muy gratificante. Tengo alumnos que siguen en mis clases desde entonces.

  • ¿Piensas que hacer Yoga es una moda pasajera en Occidente, o ha venido para quedarse?
  • Es cierto que algo de moda hay con la influencia de Instagram y las posturas “inalcanzables”, practicantes que parecen modelos de pasarela y super bien conjuntaditos de ropa enfundados en sus “yoga pants” y todo esto también está bien. Forma parte de la evolución personal y grupal de la sociedad.
    Ahora, te digo que el Yoga ha venido para quedarse. El ejército británico ya lo practicaba para mantenerse en forma en la época colonial en La India. De hecho, hay datos históricos sobre que la secuencia “Surya Namaskar” (Saludo al Sol) fue creada por ellos. En la actualidad, los métodos científicos occidentales respaldaron la práctica ancestral y podemos ver cómo influencia la fisioterapia, por ejemplo, en el Yoga Terapéutico. En general, Occidente lo enriqueció, salvo excepciones mercantilistas, pero eso no es por el yoga en sí, sino por idiosincrasia humana.

  • Hay muchos tipos de Yoga. Para quienes se quieran introducir en este mundo, ¿por cuál recomiendas empezar? ¿Y con qué opciones y frecuencia? En grupo, en casa, en la naturaleza, recurriendo a libros o clases online, solo, con instructor…
  • Elegir el estilo depende de la edad, estado de forma física, inquietudes, estado emocional… En el punto vital en que te encuentres por así decirlo. En general, Hatha es una práctica muy completa, pero si tiene patologías físicas recomiendo más terapéutico porque se adapta muy bien la postura al practicante. Para una persona muy activa, en buena forma, y agilidad mental para aprender rápido los detalles anatómicos de las posturas los estilos dinámicos o Hatha-Vinyasa les va a encantar. Podría enrollarme mucho hablando de Yoga porque me apasiona…
    Eso sí, mejor presencial a online porque el profe te puede corregir y sientes la práctica en grupo. Una vez que tienes nivel, sí veo que practiques solo, online, leas libros. En mi caso, yo, al principio, practicaba sola en mi casa al amanecer tras aprender aspectos técnicos en mi primera formación de 200 horas. Si practicas mal, puedes lesionarte. Mejor con profesionales que te echen un ojo. Otra cosa muy importante: el profesor. Habrá profesores que te guste “su energía” y otros que no. Es de lo más normal. Quédate con el que estés a gusto.
    En cuanto a la frecuencia, 3 veces a la semana un practicante medio es correcto para que haya continuidad. Llega un momento que te parece poco. Los profes solemos practicar todos los días menos uno de descanso. Puede ser práctica de asanas o meditación.

  • ¿Qué opciones ofrece Melilla para hacer Yoga?
  • En mi caso, actualmente doy clases en el Gimnasio Ella’s 3 veces a la semana por la mañana, a las 7:30h. La clase dura una hora. En mis clases practican tanto hombres como mujeres. Practicamos distintos estilos en los que me he ido formando a lo largo del tiempo. Unas 600 horas de formación aproximadamente: Terapéutico, Dinámico, Hatha, Yin, Trabajo de Contracturas y rehidratación de Fascias, Meditación, Atención plena y Mindfullnes, además de Relajación.
    Además, el domingo 26 de junio daré un taller especial de Mindfullnes y Yoga para Todos también en el gimnasio a partir de las 10:30 am. Durante cerca de 2 horas aprenderemos de un modo ameno qué es meditar, Atención Plena, Mindfullnes y practicaremos técnicas sencillas que podréis aplicar en vuestro día a día para vivir de una forma más plena. En estas 2 horas también tendrá su hueco el Yoga, con una secuencia que todos podamos practicar, independientemente de la condición física. Meditación, Técnicas de Respiración, Yoga para la salud de la espalda y Relajación, entre otras prácticas aprendidas en el Master de Coach Transpersonal que estoy estudiando para vivir de forma más plena en el “aquí y ahora”. Va a ser muy divertido. Las plazas son limitadas, así que mejor apuntarse pronto.
    También podéis disfrutar de mis sesiones en los talleres que hago junto con mis amigas Camila Ferreira e Inma Gaitán un domingo al mes en una linda terraza de Melilla La Vieja con vistas a la ciudad, al mar y la montaña. Allí enlazamos de forma sinérgica Yoga Dinámico, Terapéutico, Baño de Sonidos con Cuencos de Cuarzo o actividades para el desarrollo de la consciencia.
    Para más información, me puedes preguntar en el 616008032, así como visitar mis redes sociales: @spiritual_training_con_ana en Instagram. Yoga con Ana Vanesa en Facebook.

“Yoga Day & Yoga Night”, una actividad gratuita para celebrar este martes el Día Internacional del Yoga

  • ¿Habrá en Melilla alguna actividad especial para celebrar el Día Internacional del Yoga este martes?
  • Sí. Camila, Inma y yo organizamos el evento gratuito “Yoga Day & Yoga Night”, en el que habrá clases al amanecer, atardecer y a la luz de la luna, enlazadas las 3 desde una perspectiva holística en la playa. Celebraremos el Solsticio de Verano, Sesión especial de Yoga dedicada a los 5 Elementos y las 4 Direcciones, además de practicar Surya Namaskar (Saludo al Sol). El programa se completa por la noche con el Saludo a la Luna.
    “Yoga Night” es un sencillo homenaje a esas mujeres que tenían claro que “querer es poder”. Ese es el leit motiv y comenzará en la playa a la luz de la luna el martes 21 a partir de las 21:30. Es una actividad gratuita.
    Para más información del Día Internacional del Yoga o del resto de nuestras actividades, puedes contactar conmigo al móvil o por mis redes sociales.

( La edición digital de PDF de MELILLA HOY
https://online.melillahoy.es/membresias/ )

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas