El Grupo de Amigos Futboleros celebrará un homenaje al amigo José Luis Hernández (II)

Manuel Agulló, quien nos manda el artículo, es el representante de este grupo que ha organizado ya varios homenajes

Pasado el ecuador de los sesenta a comienzos de los setentas, un equipo, generalmente modesto, alteró el ecosistema de los equipos dominantes en torneos nacionales. Se trataba de la U.D. Las Palmas que presidía Atilio Ley Duarte y que gestionaba con enorme esmero su gerente Jesús García Parrasco. El homenaje se celebrará este viernes, día 26, a partir de las 14’00 horas, en el Restaurante Miguel Benítez.

Como continuación a la primera parte del artículo publicado el pasado jueves, cerramos con la segunda parte del mismo.
Otro de esos partidos que dejaron huellas fue el jugado en casa, contra el Atlético Madrid, en el que perdieron por 2-4, y en el que jugaban Ufarte, Luis, Gárate, Adelardo y Collar. Ufarte venía de Brasil y lo volvió loco durante el partido, como hizo con todos los laterales izquierdos de España, eso le pasó la primera temporada, ya que con el paso del tiempo conociendo como regateaba le fue más fácil marcarlo.
Llegaron en el primer curso con Molowny a terminar como tercero, detrás del Madrid y el Barcelona. La siguiente terminaron segundo y no fueron campeones porque Zariquiegui, árbitro del penúltimo partido en el Bernabéu, concedió gol a uno obtenido por Pirri en claro fuera de juego y porque no eran consciente que podían ser campeones.


Este año obtuvieron triunfos muy importantes. Ganando en Barcelona 1-2, donde fueron despedidos al terminar con una ovación impresionante del público catalán. Lo mismo que sucedió en San Mamés, yganando al Bilbao 0-1. En esa campaña las visitas del equipo canario, estaba reservada para día del club. Este fenómeno siempre y sigue estando a las visitas del Madrid o Barca. Pues bien, esa temporada en siete campos las visitas del equipo fueron declarados como día del club. Era tan considerado que siete jugadores del grupo fueron a la Selección.


En la tercera campaña no empezaron bien y la afición canaria obligó a Molowny a dimitir. Él, Molowny, que se había visto obligado por el público canario a rechazar el puesto de Seleccionador Nacional por amor a su tierra, veía como ahora era abucheado y repudiado por su público.
Es un ejemplo más, de lo que son y lo que duran “las adhesiones inquebrantables”.


Vino a sustituirle el nefasto Rosendo Hernández y después el gandúl Héctor Rial y, siguiendo la misma plantilla bajo la dirección de estos dos entrenadores, nos convirtieron en una caricatura de equipo. No bajaron a 2ª División por un punto.


Asistió en el curso de Rial, a la muerte de Guedes inesperada, como la de Tonono, cuatro años después. Dos grandes que se fueron a los 29 y 33 años respectivamente, grandes compañeros.


Como siendo jugador en activo seguía estudiando (Publicidad, Relaciones Públicas y Marketing) terminó la carrera y dejó el fútbol. Tenía un año más apalabrado con el secretario general de Las Palmas, pero decidió dejarlo y se hizo cargo de las ventas de la Cía. de helados “Kalise”.


A los tres meses de dejar el fútbol activo, tenía unos pagos pendientes que realizar y fichó por el Jerez Deportivo. Allí conoció a tres presidentes, tres entrenadores y más de 50 directivos y nadie ponía un “duro”.


El presidente que lo fichó (un panadero importante en Jerez) cuando jugaron contra el Zaragoza (día del club) recogió todo el dinero que había puesto y dimitió. A partir de ese día ya no vieron más dinero.
El ambiente se fue deteriorando y los viajes eran infernales (desde Jerez a Logroño, Villarreal, Langreo, entre otros, todos en autobús). Teniendo un buen equipo descendieron a 3ª División y denunciaron al equipo por impago a la Federación. Tuvieron que pagarnos ya que de lo contrario el Jerez Deportivo desaparecería.


Después de esa experiencia y de ver como otros equipos como el Rayo, Oviedo, Santander, lo querían contratar, decidió dejar el fútbol definitivamente y volver a la empresa “Kalise”.
Lo hacía como Jefe de Ventas y de Relaciones Públicas durante 20 años, hasta que decidió trabajar por su cuenta. Ha estado de autónomo dedicándose a importar de China, durante 25 años, reclamos publicitarios para empresas. Con suerte diversa. Según dice tiene un saco lleno de 525 kilos de fracasos y al lado otro saco de 875 kilos de éxitos. Por sus negocios y sociedades se ha arruinado unas 6 veces y se ha enriquecido otras 9 veces.


Ha viajado por todo el mundo menos a Nueva Zelan da y Australia. Ha tenido 7 hijas y un hijo con 3 mujeres. Ha escrito un libro que abarca desde los 4 años hasta los 68 años. Lo llamó “Memorias de un insensato” y fue un escándalo en Las Palmas. Ese era el título de un libro que escribió estando ya retirado del fútbol y en el que contaba sin pelos ni señales, su vida a través del fútbol, anécdotas y experiencias que le costó un montón de quejas, polémicas y más que una “regañeta”.


En una de sus visitas a Melilla, lo vemos jugando un partido con sus amigos melillenses en el Campo de Santa Bárbara, la mayoría jugadores de las ligas españolas, José Luis, acompañado de Julio Ordiñana, Fede, el padre de Hernández, Troyano, Juanirri, Manolo Gómez y otros.


Como la primera ocasión en que salté al Nou Camp, donde Las Palmas logró dos triunfos en años posteriores. «Al entrar en aquel estadio y ver tanta gente en los graderíos me sentí como si nos hubiesen echado a los leones. Era impresionante, también el Bernabéu. Pero allí mismo le ganamos al Barça y no puedo explicar la sensación que tuvimos al hacerlo. Fue una alegría sin proporciones. En Madrid, en cambio, logramos empatar».


«Las Palmas tenía un equipazo en aquella época. Con el mejor defensa central de España, que era Tonono, y Guedes, que era un general en el centro del campo. Germán despertaba mucha confianza a todos los demás. No se puede expresar lo que representaban este trío para los demás compañeros, porque ellos nos arropaban con su fútbol y con su personalidad. El resto del equipo no tenía el nivel de estos, a pesar de que se trataba también de jugadores con mucha calidad. No fueron casuales todos los logros que se produjeron en esta etapa».


Considero que fueron Rosendo Hernández y Pierre Sinibaldi los dos técnicos que mejor comprendieron su fútbol. «Yo tenía mis características, con algunos detalles importantes como podría ser el disparo potente. Rosendo me comprendió desde el principio. Me aconsejó y estuvo a mi lado en los meses malos que viví en mi primera temporada. Sinibaldi, por su parte, también supuso un gran apoyo».
Señala una victoria sobre el Córdoba 3-4 (20 de octubre de 1968) como su mejor partido a nivel individual. «Sin duda, mi mejor actuación. Participé en todos los goles y marqué el de la victoria. Me salió un encuentro redondo ante un rival muy difícil entonces».


Había un conjunto con personalidad propia, con estilo canario. Eso hoy es muy difícil de lograr, pero, ¿quién sabe?, “ese camino había que repetirlo alguna vez en la historia».
Aunque llevo en Las Palmas 57 años, salvo los 3 años que residí en Valencia, donde inauguré 3 cafetería/heladería y viví el 23 de febrero de 1981 con los tanques de Milán del Boch ocupando la ciudad y obligándome a cerrar las cafeterías. Como decía, yo siempre me he considerado andaluz y por encima de todo melillense.


Me despido de todos vosotros melillenses a los que llevo en el corazón.

Un abrazo.

P.D.: Manolo Agulló: “No conocía a José Luis y fue el amigo Paco Moya el que me puso en contacto con este melillense que vivía en Las Palmas desde hace ya bastante tiempo y ahora en Fuengirola (Málaga). A partir de ese momento me ha atendido coloquialmente cada vez que lo he necesitado.
Es más, le voy informando de las noticias de los homenajes que estamos haciendo el Grupo de Amigos Futboleros, dada su inquietud y querer saber de los que fueron sus compañeros de juventud. Desde entonces tiene intención de venir para encontrarse con sus conocidos y también para ensañarle nuestra ciudad a una de sus hijas.
Por fin, ese día ha llegado, pues lo tenía previsto en el 2020 pero la maldita pandemia se lo impidió. Así que lo recibiremos con los brazos abiertos como se merece y se sienta arropado de sus antiguos amigos.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas