“Con el cambio de estación es fundamental tener el cuerpo equilibrado”

La Rueda de Melilla Hoy Premium, que podréis escuchar en formato digital, a través de la web www.melillahoy.es, vuelve una semana más con una entrevista muy interesante donde Inma Gaitán, nos explica cómo cuidar nuestro cuerpo y mente, además de aportarnos las claves para sobrellevar el drástico paso del verano al otoño, a través de la meditación.

  • ¿En qué momento la práctica del yoga formó parte fundamental en tu vida?
  • Creo que fue hace unos 20 años, tras hacer el camino de Santiago. Antes de iniciar cada etapa comenzaba con un saludo al sol y me ponía un poquito a meditar. Durante estas etapas encontraba lugares especiales energéticos y me paraba a sentirlos, porque estaban muy conectados con la vía láctea, llamadas líneas ley, que son líneas claves de la tierra.

  • ¿Cómo podría prepararse la gente de cara al invierno a través de esta disciplina?.
  • Primero, tomando conciencia de que cada cambio de estación nos afecta; no sólo a nuestro ánimo, sino también en nuestros ámbitos internos, lo que llaman relojes biológicos, sintonizados con el reloj principal; denominados ritmos Circadianos, que son la base del buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Significa alrededor de un día, donde tu cuerpo experimentará cambios físicos, mentales y conductuales, verificados por la ciencia y regulados por la luz.

  • Con el cambio de estación,, en este caso, del verano al otoño, nos encontramos con un cambio brusco de luz, donde amanece más tarde y anochece antes. ¿Qué ocurre con esto? pues que el verano, es una época donde este ciclo hace que el cuerpo segregue más seratonina, que se relaciona con la hormona de la felicidad, donde salimos hasta más tarde, nos relacionamos más, y consumimos más alimentos amargos como la cerveza. Una época en la que después de un año estresante, cogemos las vacaciones con muchas ganas, y no le damos tiempo al cuerpo a equilibrarse. En este cambio de estación, la seratonina comienza a bajar y la melatonina, hormona que regula el sueño, se incrementa, y si el cuerpo no está balanceado, el cambio será muy fuerte, encontrándonos en el mes de septiembre sin ánimo, con apatía, falta de energía, con dolores de cabeza, primeros catarros, etc.; entonces, es importante comenzar este mes cambiando pequeños hábitos, como irse a dormir más temprano, algo complicado en estos tiempos, donde en la mayoría de los hogares tenemos luces blancas y somos grandes consumidores de la televisión o el móvil. Nuestro cuerpo tiene sus horas para segregar seratonina y ahora, que hay menos luz, la melatonina se empieza a producir antes; por lo que, si a partir de las ocho de la tarde estás con esa luz blanca, viendo la tele o con el móvil, el espectro de luz azul que emanan, hacen que no segregues melatonina, es lo que se llama científicamente cronodisrupción, en el que tu reloj biológico no sabe qué hora es y tu cerebro está recibiendo una información que con el paso de los días, no va a poder sostener.

  • Creo que en el siglo XIX, dos investigadores se encerraron en una de las cuevas más profundas de la tierra, donde no entraba nada de luz. Durante los primeros días sus variables eran las mismas, pero fueron cambiado día tras día, afectándoles al sistema endocrino, al digestivo, al cardiovascular e inmunológico. Realmente no nos damos cuenta del daño que nos causamos.

  • Ahora que empieza a anochecer sobre las ocho, si estás en casa, debes empezar a poner luces más tenues, no digo que te tengas que ir a dormir a esa hora, pero el cerebro tiene que entender que el día ha terminado. Hay un 35% de la población española con problemas de sueño, evitable con estos pequeños cambios de hábito.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€