Argelinos, marroquíes y sirios abarcan casi todas las entradas irregulares por el Mediterráneo occidental

Según un informe sobre la inmigración irregular en 2022 elaborado por Frontex, que engloba en esta ruta migratoria las llegadas irregulares que se producen en el estrecho de Gibraltar, Mar de Alborán, Baleares, Ceuta y Melilla

Los países de la Unión Europea registraron a lo largo de 2022 cerca de 330.000 llegadas irregulares a su frontera exterior, lo que supone un 64% más que el año anterior, cuando empezaron a relajarse las restricciones de la pandemia, según los datos facilitados por la guardia de fronteras y costas común, la agencia Frontex, que sitúa esta cifra en niveles de 2016.

Una de las rutas es la del Mediterráneo occidental, en la que se incluye Melilla, además del estrecho de Gibraltar, Mar de Alborán, Baleares y Ceuta, que ha registrado un 21% menos de entradas irregulares que el año anterior.
De acuerdo con los datos oficiales de Frontex, un total de 14.582 inmigrantes llegaron a Europa a través de esta ruta, la práctica totalidad procedentes de Argelia (7.338, el 50,32 % del total), Marruecos (4.422 en concreto, el 30,32 % del total de esta ruta) y Siria (642, es decir, el 4,40 %). El resto venían de Sudán (599, esto es, el 4,10 % del total) y Mali (430, un 2,94 % de la ruta)
Según los datos, en 2022, otras 15.462 entradas se produjeron por la ruta que llega a las Islas Canarias desde el África occidental (un 31% menos que en 2021).
Muchos de los migrantes llegados por estas vías son de origen subsahariano, fundamentalmente de Senegal, Guinea y Costa de Marfil, aunque también se detectaron de Argelia, Marruecos y Siria, precisa Frontex.

Balcanes
La reactivación de la ruta de los Balcanes Occidentales, por donde se produjeron casi la mitad de las entradas irregulares a Europa, es la principal causa del fuerte incremento, explica la agencia en un comunicado.
En el caso de la ruta balcánica, entre enero y diciembre del pasado año cruzaron irregularmente la frontera hasta la UE 145.600 personas, lo que supone un 136% más que en 2021, y se trató fundamentalmente de personas procedentes de Siria, Afganistán, Turquía y Túnez.
Por el Mediterráneo oriental llegaron otros 42.831 migrantes irregulares (+108%), lo que supone más del doble que en el año precedente; y por el Mediterráneo central las entradas sumaron 102.529 (+ 51%).
De la cifra total, apenas un 10% de los cruces irregulares detectados correspondían a mujeres y otro 9% a menores.
Además de los pasos irregulares, la UE ha contado desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania la entrada de 13 millones de refugiados llegados desde Ucrania y Moldavia, pero los registros también indican que 10 millones de ucranianos salieron de nuevo por las mismas fronteras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ADVERTENCIA LEGAL: MELILLA HOY no secunda ni corrobora los artículos de opinión ni las manifestaciones expresadas en los comentarios de opinión de la web de este diario y sus respectivas redes sociales, y en consecuencia, no se hace responsable del contenido de los mismos.

Relacionado

Noticias Relacionadas

Esclavos de Hacienda

Ese es el acertado título de un artículo de Isabel San Sebastián en ABC, el 31/1. Habla de “expolio”; de “dirigentes adictos a gastarse nuestro

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€