¿Diversión o vandalismo?

En Melilla parece como si hubiéramos interiorizado como algo normal que se quemen contenedores o que apedreen a servicios públicos de seguridad y emergencias cuando