Elogio de la locura o de la necedad

Por: José Megías Aznar, Melilla.levantate@gmail.com El otro día paseaba por las estrechas calles de la memoria con mi entrañable amigo que siempre va conmigo y que