Siempre igual, siempre igual

Aula de un colegio

Por Sergio Ramírez, de CSIF-Educación Melilla

La actuación del Ministerio de Educación para con Melilla parece estar basada en aquel antiguo eslogan que utilizó una marca de cerveza “Siempre igual”, pero cuando es en negativo resulta más que exasperante. CSIF Educación Melilla tiene que manifestar, una vez más, la cicatera asignación a Melilla del “cupo de sustituciones”. 

A penas si han pasado dos meses y medio del inicio del curso escolar y una de las quejas más recogidas por este sindicato de boca de los directores y directoras escolares es la de “Tengo una baja desde … y no me la cubren”. En boca de los compañeros la situación genera otras quejas “Estamos sustituyendo a … desde hace …” “se han suprimido los apoyos”, “Los profesores de PT y Al no atienden a los alumnos con necesidades educativas especiales porque están sustituyendo”.

Está última semana ya no se han cubierto ninguna de las “bajas” existentes, no es que se haya producido un retraso de quince días, no, sencillamente no se han cubierto, ni el martes ni el viernes que son los días en que se realizan las sustituciones.

En CSIF Educación Melilla no se entiende la respuesta dada desde Dirección Provincial a este problema “Se ha agotado el cupo de sustituciones”. Pues si se ha agotado ya, es debido a la cicatería con la que el Ministerio lo ha dotado. Estamos pidiendo año tras año que el cupo de sustituciones ha de calcularse mejor, acorde a las circunstancias. Una educación con tantos problemas como la de Melilla no puede permitirse el lujo de “dejar desatendidos a los alumnos” por falta de cupo. A las aulas de los más pequeños no pueden estar entrando varios profesores cada día. Ni tampoco se pueden usar a los compañeros de PT y Al para sustituir las bajas del centro y dejar a sus alumnos, precisamente los más vulnerables, sin su atención especial, porque se está propiciando desde el Ministerio más fracaso.

Desde CSIF Educación Melilla pensamos que: La Dirección Provincial del Ministerio en Melilla no puede convertirse en “cómplice silencioso” de este comportamiento cicatero y desleal con una educación de calidad en nuestra Ciudad. Ha de “pelear” en Madrid (recuerdan “Madrid tan cerca tan lejos.”) con todas sus fuerzas un aumento de cupo definitivo, suficiente para que esta situación no se repita año tras año. Es esta Dirección Provincial la que ha de trasmitir con rotundidad y nítidamente al Ministerio en Madrid la imposibilidad de aspirar a una educación de calidad en Melilla, ni tampoco la de abandonar el farolillo rojo que ocupa la misma, si no se arreglan de una vez y para siempre cuestiones como esta del cupo de sustituciones.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas