SEO BirdLife pide a los anilladores científicos que tomen “todas las precauciones posibles” ante la gripe aviar

SEO BirdLife ha pedido a los anilladores científicos a que “extremen las precauciones” ante la aparición de casos de gripe aviar

Ante la aparición de varios casos de gripe aviar en varios puntos del país, concretamente en Lérida, Ávila y otros puntos de Castilla y León, la organización naturalista SEO BirdLife recuerda a los anilladores científicos que tomen “todas las precauciones posibles para minimizar ese riesgo” y “extremen las medidas de higiene” que deben adoptar en sus jornadas de campo.

Entre las recomendaciones que lanza SEO BirdLife, esta aconseja evitar “tocarse la cara” durante el anillamiento, lavarse las manos y usar geles desinfectantes tras cada procesado para poder evitar también la posible transmisión del virus entre las aves manipuladas. Así pues, avisa que cualquier herida (corte o rozadura) “debe mantenerse aislada” del contacto con las aves en su manipulación mediante el uso de guantes de protección adecuados. Aconseja anillar y procesar a las aves en una zona con “buena ventilación”, evitando agrupaciones de personas para la observación de los detalles de identificación, sexado y toma de otros datos.

Las bolsas en las que se mantienen las aves durante el procesamiento deben mantenerse limpias y a ser posible de un solo uso, ya que asegura que una de las vías de propagación del virus es a través de las heces de las aves silvestres infectadas. Recomienda lavarlas “adecuadamente” tras cada jornada y llevar suficientes bolsas.

Por otro lado, recuerda que no se debe comer durante el anillamiento y que hay que mantener bien la higiene en las manos una vez se haya terminado de comer al final de la jornada. Por último, aconseja lavar la ropa de campo tras concluir el trabajo y hacerlo de forma “independiente” al resto de ropa que se use habitualmente, así como guardar todo el material correspondiente en algún lugar “aislado”, como la terraza, el garaje o el trastero.

SEO BirdLife aconseja también que para disminuir la posibilidad de contagio durante la toma de datos durante el anillamiento, lo que implica “soplar” sobre las plumas del ave, se “minimice el tiempo” en realizar tal acción, e incluso cuando se haga, tomar previamente aire mirando hacia una dirección distinta a la que se mantiene al ave en mano. También deberá evitarse la inspección cloacal.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas