MELILLA HOY

junio 28, 2022 14:10

R E MA

Por Tete Moreno

Creo que es momento, desde mi condición de ciudadano melillense y profesional del sector audiovisual, intentar dar las paladas de remo necesarias a la embarcación Teatro Kursaal de Melilla hacia un puerto llamado consciencia.


La motivación de este artículo tiene origen después de los quejidos del público por las deficiencias de inteligibilidad durante el concierto del día 10 de junio de 2022. No obstante, sólo es una gota que provoca apreciar el mar como mostraré.


La ausencia de respeto hacia el Teatro Kursaal de Melilla ha sido evidente desde su proyecto, donde tras un modificado de su proyecto debido al desacuerdo de Ciudad Autónoma en el número de asientos obtenidos en el proyecto inicial, desembocó en un recorte de presupuesto en la partida de Equipamiento Técnico. Se instalaron unas butacas más que quedan ocultas en el subsuelo, desconozco el uso que se le da a eso, provocando el cambio de ubicación de las cajas acústicas destinadas a la baja frecuencia y sustitución del sistema completo de sonido proyectado inicialmente por otro evidentemente más económico.


Una vez asumes que lo hecho, hecho está, se espera que se haga todo lo posible por conseguir un sonido lo más homogéneo posible en todo el Teatro, aportando solución óptima que lo garantice, pero volvemos a percibir la ausencia de respeto hacia los usuarios melillenses donde no se asume como una responsabilidad de ciudad el poseer y mantener un sistema de sonido de primera línea bien diseñado y ajustado a las condiciones acústicas del recinto Teatro Kursaal, entre otras muchas cosas.


Por esos quejidos del público, aunque resuenan en mi, no me siento aludido pero sí indignado por no poder dar solución porque no depende de mi, estoy capacitado para desarrollar la solución pero no para decidirla. Nosotros desempeñamos los servicios que nos fueron contratados con excelencia y buen hacer, los condicionantes añadidos son los que diluyen todo el esfuerzo que requiere una producción. Estos son, deficiencia (punto de motor para volado de altavoces subraves) en las instalaciones del Teatro Kursaal para situar detrás del sistema de altavoces principal, un cluster de altavoces de baja frecuencia, que con ello eliminamos el sonido difuso de las primeras filas que es donde reside la carencia de calidad de sonido, estaría disponible si hubiera respeto por el público y por el propio Teatro. Otro condicionante es la contratación de los servicios técnicos que depende de un Agente Representante del artista, lo que quiere decir qué Ciudad Autónoma deja esa responsabilidad a esta figura. Este, posee un techo de presupuesto el cual no cubre para montar todo lo que se necesita para subsanar la deficiencia acústica, y todo esto hacerlo para un día de actuación. Y por último, una vez nosotros hemos preparado bajo una predicción acústica los equipos de sonido con una configuración inicial óptima, aparece en escena y responsabilidad del resultado de audio de la actuación, el Técnico de sonido del artista, donde se encarga de hacer los ajustes definitivos.


Tanto el Agente Representante del Artista, el Técnico de sonido del Artista y nosotros como Asistencia Técnica, vivimos y morimos por generar espectáculos con la mayor calidad, habiendo factores determinantes como deficiencias en las instalaciones que son responsabilidad del propietario del Teatro y deficiencias presupuestarias que entorpecen nuestro fin, el público.


Soluciones para esto, mostrar más respeto por la Cultura Melillense asumiendo la responsabilidad de obligado Equipamiento adecuado para cualquier producción audiovisual en las instalaciones del Teatro Kursaal de Melilla.


Hasta entonces, recomiendo ocupar las butacas a partir de la sexta fila para obtener una audición aceptable. Es sólo física, si estás situado muy cerca de los altavoces de frecuencias bajas no escucharás el sonido pleno por no haber espacio suficiente para desarrollarse de forma completa la onda formada por algunas frecuencias bajas.


El Sonido y la Iluminación no son poca cosa, los hechos seguirán evidenciándolo por más que quieran minusvalorarlos, asuman sus responsabilidades para poder exigir las correspondientes al resto y poder mejorar esta esquina de mi pueblo.
Este artículo no va de colores, ni de partidos, ni de intereses, este artículo va de Respeto, va Responsabilidad, va de Consciencia y sobre todo esto va de amar tu tierra, Melilla.


Espero que estás palabras sirvan para avanzar en el rumbo del sentido común, disculpen si he podido ofender a alguien pero si es así no han entendido nada. Gracias

( La edición digital de PDF de MELILLA HOY
https://online.melillahoy.es/membresias/ )

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas