Los melillenses cumplirán con la tradición de acudir al cementerio cristiano

Cementerio cristiano

Como cada 1 de noviembre, para visitar a sus seres queridos y depositar flores en sus sepulturas

La celebración hoy lunes del Día de Todos los Santos y mañana lunes el día de los Fieles Difuntos seguirán marcados por la pandemia, aunque menos que el año pasado, primer año de la crisis sanitaria, porque en esta ocasión no habrá tantas restricciones pero sí será obligatorio el uso de mascarillas salvo que se pueda guardar la distancia de seguridad. En cualquier caso, es recomendable que en el interior se eviten las aglomeraciones para intentar guardar la distancia de seguridad de metro y medio. La precaución, en definitiva, deberá acompañarnos en todo momento.

Los melillenses cumplirán con la tradición de acudir al cementerio cristiano y visitar a sus seres queridos, y depositar flores en sus sepulturas. Una tradición de siglos que se mantiene a pesar de modas y celebraciones como la americana noche de Halloween de disfraces y fiestas que sigue ganando adeptos de todas las edades. En países de tradición católica como México, el día de Todos los Santos tiene su connotación especial y su propia denominación, su Día de Muertos, en los que la visita al cementerio incluye no solo flores, sino también la ofrenda de alimentos. 

La Consejería de Medio Ambiente ha reforzado en las últimas semanas las labores de mantenimiento del camposanto cristiano de cara a esta celebración, acentuando la limpieza y desinfección, los trabajos de pintura y jardinería y las pequeñas reparaciones. 

El año pasado, primer año de la pandemia, la Ciudad Autónoma dictó una serie de normas a seguir a la hora de vista el camposanto cristiano, como control de aforo para evitar aglomeraciones, no formar grupos de más de seis personas, y no entorpecer el paso. Este año no hay dichas restricciones, aunque se mantienen las normas higiénico-sanitarias como usar mascarilla cuando no se pueda mantener la distancia interpersonal de seguridad, y cuidar la higiene de manos. 

En el interior, además del refuerzo en las labores de limpieza y desinfección, habrá un equipo de fontaneros, jardineros y personal de limpieza para atender cualquier incidencia. El objetivo es que aquellos que se acerquen al cementerio en esta jornada festiva pueda hacerlo con tranquilidad y seguridad. 

En el interior de un camposanto con 130 años de historia, las familias melillenses acudirán hoy a la cita de Todos los Santos compartiendo recuerdos, a veces en silencio, delante de la sepultura del ser que les dejó. Después, a recorrer los sepulcros de amigos y vecinos, los majestuosos pabellones militares y la tumba del ‘Soldado de los Milagros’, en la que dejar un ramo de flores.

El día de Todos los Santos también permitirá el reencuentro con amigos y vecinos en este acto social, en el que intercambiar saludos o ponerse al día de las últimas cuitas familiares, pero no podrán formarse corrillos.  

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas