Los cuidadores de barrio concienciarán a los ciudadanos de aquellas zonas con menor tasa de vacunación

El consejero de Distritos, Juventud y Participación Ciudadana, Mohamed Ahmed Al-lal, junto con los cuidadores de barrio

Esta será una de las nuevas funciones que adoptará este cuerpo en la segunda edición del programa que lanza la Consejería de Distritos para este año y que ya ha comenzado con 17 trabajadores en total

La Consejería de Distritos ha comenzado la segunda edición del programa de cuidadores de barrio en Melilla para este año, el cual contará con 17 trabajadores que realizarán sus labores con jornadas de 36 horas semanales. Entre las principales funciones que desempeñarán son las de informar a la ciudadanía sobre los diferentes servicios que ofrece la ciudad, labores de asesoramiento e información sobre la crisis sanitaria del covid-19, acompañar y ayudar a personas mayores, familiares o colectivos con dificultades, falta de autonomía o desorientación, así como a indigentes o transeúntes, a personas con discapacidad o para «salvar barreras arquitectónicas».

Este cuerpo también actúa para reportar todas aquellas incidencias que se cometen contra el alumbrado público o mobiliario urbano, y en la campaña de 2021 se registraron en torno a 100-120 mensuales en cada una de las zonas de la ciudad.

Aparte de todas estas funciones, los cuidadores de barrio tendrán una nueva labor en este segundo programa que es la de informar y concienciar a la población de aquellos barrios o distritos en los que la tasa de vacunación sea baja para revertir dicha situación. «Desde esta Consejería hemos facilitado también ese acompañamiento y esa estrategia que desde el área de Salud Pública necesitan para permear en los barrio donde mayores dificultades se encuentran para que aumenten estas tasas de vacunación», afirmó el titular de Distritos, Mohamed Ahmed Al-lal, quien pretende «aprovechar la cercanía y empatía» con ciertos barrios y distritos para lograr ese objetivo.

En ese sentido, Ahmed explica que Salud Pública les facilitará un mapa con aquellos lugares de la ciudad que tengan un menor índice de inmunización frente al covid-19 y no de «listados nominativos».

En la pasada edición, la función que adquirieron estos cuidadores de barrio en la lucha contra la enfermedad fue la de prestar «apoyo» a los centros de vacunación intentando poner «orden» en las colas que se formaban para recibir dosis.

“Cuando empiezan las campañas de vacunación, la acumulación de personas en los centros fue en ocasiones muy alta y lo que hicieron fue poner orden y en esta ocasión queremos ir a los lugares donde no se ha logrado esas tasa deseables de vacunación”, explicó.

Por último, Distritos confía en que este programa de cuidadores de barrio, que durará seis meses, ayude a reducir el alto desempleo juvenil en la ciudad.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas