“La celebración de la Pascua del Sacrificio es un acto de fe para cualquier musulmán”

Amaruch Mohamedi, Delegado de la Comisión Islámica de España en Melilla

Amaruch Mohamedi, delegado de la Comisión Islámica de España en Melilla, ha concedido una entrevista al periódico MELILLA HOY con motivo de la celebración de la Pascua del sacrificio, tras protagonizar un acto de UNESCO Melilla, patrocinado por la Dirección General de Relaciones Interculturales: el profesor melillense impartió la conferencia “Significado y Rito de la Fiesta del Sacrificio”.

Usted ha dado este viernes una conferencia sobre el rito y el significado de la Pascua de sacrificio ¿nos puede hacer un breve resumen?
Se ha tratado principalmente la importancia que tiene el rito del sacrificio en relación con el quinto pilar del Islam, que es la peregrinación a La Meca. Al realizar el rito de la peregrinación y finalizarlo, los musulmanes celebran la fiesta del sacrificio. Esta fiesta también conmemora el acto de fe del profeta Abraham y su hijo Ismael según la versión del Corán. Nosotros como musulmanes lo celebramos porque el profeta nos lo ha transmitido para nuestros días y en el Corán se cita, en las horas de la abundancia: “Reza a tu señor y sacrifica a un animal en su nombre”. Es un acto de fe para cualquier musulmán.

¿Qué le parece que el rezo principal se haya desplazado desde el campo de fútbol La Legión a la Plaza San Lorenzo?
Considero que puede ser algo positivo porque es una zona multifuncional y de fácil accesibilidad para todas las personas, aunque hay que tener en cuenta que muchos musulmanes van a pasar la fiesta del sacrificio en Marruecos tras superar lo más duro de pandemia y reabrirse la frontera.

¿Y que se vayan a fletar autobuses y taxistas para permitir? Ha habido incluso ciudadanos que han criticado estos servicios porque señalan que no se dan en otras festividades ¿están justificadas estas críticas?
Como bien sabemos: “Nunca va a llover a gusto de todos” … Son medios adecuados para que algunas personas con dificultad de movilidad puedan acceder. Hay que dar la oportunidad a que se haga el acto y las críticas se verán después.

Este año tampoco se van a poder pasar borregos de Marruecos ¿Se cumple con la tradición, aunque sean con borregos de la península o es más importante la cuestión sanitaria al persistir el brote de fiebre aftosa en el norte de África?
Nosotros tenemos que seguir las recomendaciones sanitarias de la ciudad de Melilla, a nivel ministerial. Si el Ministerio de Sanidad impone esas normas, creo que está por encima de toda discusión: hay que acatarlas.

¿Cuáles son las principales necesidades de la comunidad musulmana melillense?
Una de las necesidades sería la mejora desde el punto de vista educativo, ya que ocupamos una de las tasas más desfavorecidas en el ámbito educativo junto con nuestra ciudad hermana, Ceuta. Melilla y Ceuta son las comunidades que ocupan las últimas posiciones a nivel de fracaso escolar. Deberíamos de mejorarlo aportando programas que puedan ayudar a bajar esas tasas y a mejorar la formación de nuestros jóvenes. También desde el punto de vista laboral estamos viendo que se desaniman y habrá que buscarles una salida. Yo creo que una buena salida sería la formación profesional y convencerlos de que tener un oficio es algo muy importante.

¿Cómo calificaría la convivencia que se produce en Melilla entre personas de diferentes religiones? ¿Es convivencia o coexistencia?
Desde mi punto de vista, Melilla es un ejemplo de convivencia y desde hace mucho tiempo aquí convivimos de manera pacífica e intentando tender puentes para la convivencia y el entendimiento y conocimiento mutuo. Cada uno tiene aportar una parte de sí para conseguir eso y aquí la cuestión no es que uno esté o sea mejor que otro, sino intentar igualar las partes que nos interesan y luchar por un punto común.

Tras la muerte del mítico presidente de la Comisión Islámica de España Riay Tatary ¿cómo está actualmente la relación de Melilla con la nueva clase dirigente de esta organización?
Desgraciadamente la pérdida del señor Tatary, que en paz descanse, ha sido muy significativa para la Comisión Islámica y la comunidad musulmana. Nosotros apoyamos la labor que está realizando también el actual presidente, el doctor Ayman Adlbi, que era la mano derecha del doctor Tatary. Se está siguiendo la línea de trabajo del difunto doctor y está haciendo una función verdaderamente importante.

Sobre la frontera ¿está satisfecho en cómo se ha producido la reapertura teniendo en cuenta las muchas críticas que se están produciendo por los colapsos y las continuas colas?
En principio, las autoridades han hecho un estudio de campo y han tomado la decisión que han tomado, aunque a la ciudadanía nos ha cogido por sorpresa porque a nosotros nunca nos han pedido sellar el pasaporte y no nos dejan pasar productos de ningún tipo a un lado y nos los restringen en otro. Nosotros solo esperamos poder volver al estado anterior, aunque la seguridad prevalece. Con el tema de la Operación Paso del Estrecho hay un gran número de vehículos que están transitando por la frontera y eso igualmente dificulta la labor de los agentes.

Si quiere comentar alguna cosa que se haya podido quedar en el camino, este es el momento
Solo me queda felicitar a la comunidad musulmana de Melilla y a la comunidad musulmana de España y pedir siempre armonía y buena convivencia, y siempre mejorar nuestra convivencia, más si cabe.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

La fragmentación política

Stanley G. Payne, uno de los más grandes hispanistas, en La Razón, el miércoles. A la pregunta de qué le preocupa más de lo que