La CAM se compromete con los padres de Emin y Pisly a recuperar las gestiones con el Gobierno Central en septiembre

Familiares y amigos de Emin y Pisly, junto a algunos representantes de la Ciudad, se dieron cita ayer, a las 12:00 horas, en la puerta del Palacio de la Asamblea, para guardar los tradicionales cinco minutos de silencio, como una forma de reivindicar, lo que ya hace ocho años y diez meses vienen pidiendo, que es justicia para sus hijos.

Tras agradecer la presencia a las personas que los apoyan en cada concentración y a los medios de comunicación, “por estar siempre ahí”; Abdeslam Ahmed, padre de Pisly, aseguró sentirse con fuerzas para continuar luchando porque “nos comprometimos desde el primer momento con nuestros hijos a estar aquí todos los días 26 o 27 de cada mes, hasta que nos enteremos de qué les sucedió y, como somos fieles a nuestra palabra, lo seguiremos haciendo hasta que se haga justicia”, manifestó .


Así comenzaban las palabras de un padre que lleva ocho años y diez meses, junto a Dris Mohamed, padre de Emin, luchando por la justicia que para ellos, sus hijos merecen.


Durante declaraciones posteriores a la concentración, indicaron mantenerse a la espera de recibir respuesta por parte del Gobierno Central, tras haber hecho entrega de una carta, de forma personal, al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su última visita a Melilla, además de entregar otra a la Ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, en este caso, a través de Eduardo de Castro, presidente de la Ciudad.


Al respecto, aclararon que el mes pasado mantuvieron una reunión, en la que les comunicaron que en septiembre, tanto la Delegación del Gobierno como la Ciudad Autónoma, comenzarían las gestiones. “Estamos a la expectativa de lo que nos digan, entendemos que en los meses de julio y agosto casi todos los estamentos oficiales suelen estar cerrados”, señalaron.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

Melilla llora a José Manuel Calzado

La noticia de su fallecimiento primero, seguida de las innumerables muestras de condolencias que llegaron después, corrieron ayer como la pólvora en Melilla. Se nos