Escribe para buscar

Anuncio 360x180 CARREFOUR
Eventos Historia

La Asociación de Estudios Melillenses rinde homenaje a los Héroes de 1921

Compartir

En un acto en Melilla al no poder ir a Annual por la pandemia

Cada año los integrantes de esta entidad cultural melillense, de honda raigambre en la ciudad, homenajean a los caídos durante la campaña de 1921. Habitualmente se desplazaban hasta las posiciones donde sucumbieron: Tizzi Azza, Zoco Telatza, Igueriben, Annual; cada año se elegía un lugar distinto.  Y allí in situ se llevaba a cabo un acto que recordaba las gestas heroicas de estos soldados españoles, defensores de las mismas. El cierre de la frontera y la situación epidémica que venimos sufriendo desde marzo de 2020 ha obligado a trasladar este homenaje al cementerio de la Purísima Concepción. 

Anuncio 380x380 CARREFOUR

De este modo en la mañana del domingo 25 de julio, festividad de Santiago Apóstol, patrón del Arma de Caballería, un grupo de socios y simpatizantes de la entidad se han congregado frente al Panteón de Héroes para mantener viva esta tradición sobre todo en un año tan emblemático, en el que se conmemora el I centenario de lo ocurrido en 1921. Tras la salutación de su presidente Benito Gallardo Sierra, el socio Miguel Aparicio procedió  a dar lectura a un artículo de Constantino Domínguez Sánchez, gran estudioso de la historia local y especialmente de la militar.

A continuación se invitó a los asistentes a rezar un Padrenuestro por el alma de todos los fallecidos. Acto seguido en las dos parcelas de las Ánimas se arrojaron flores que habían sido entregadas a todos los participantes en el acto. En ellas descansan los restos de muchos de estos héroes anónimos.

Momentos verdaderamente emotivos, de agradecimiento y recuerdo a aquellos que perdieron la vida en aquel verano de 1921.

Posteriormente se han visitado las tumbas de algunos personajes relacionados con los acontecimientos de dicho año. Junto al Panteón de Héroes, en una de las parcelas superiores se encuentra la sepultura de Juana Martínez López, la famosa cantinera de Batel, conocida por su buen hacer durante el asedio de Monte Arruit. En ella, la historiadora Isabel Migallón hizo una breve semblanza de su vida.

El grupo se dirigió hacia la parcela militar situada en la parte superior del camposanto melillense en la que hay enterrados soldados de distintas unidades. El homenaje continuó en la tumba de los hermanos Montero Cabañas, donde se ha recordado la figura de ambos militares. Rafael, fallecido en 1921 y Luis en 1911.

En las tumbas mencionadas también se hicieron ofrendas florales por parte de las mujeres participantes en el acto. Con ello se ha querido recordar a las madres, esposas, hijas y hermanas de los que sucumbieron.

La visita ha concluido en el nicho donde yacen los restos de Elvira Duarte Oteyza, la que  fuera mujer del comandante general de la Plaza en 1921 y desaparecido en Annual en julio del citado año, Manuel Fernández Silvestre.

Un sencillo acto, realizado por un grupo de melillenses que ha querido  homenajear a los caídos en 1921. En tanto que se les recuerde, sus nombres no serán olvidados y su sacrificio no será estéril.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *