Escribe para buscar

Anuncio 360x180 CARREFOUR
Local

La Asamblea aprueba por mayoría la unificación de los tres contratos de agua de la ciudad con los votos de CPM, PSOE y Vox y la abstención del PP

Compartir
Pleno Melilla

El diputado popular, Manuel Ángel Quevedo, asegura que en el contrato hay “muchas cosas dispersas”, como es por ejemplo la gestión del agua potable con la limpieza de las rejillas de los informales de saneamiento

Anuncio 380x380 CARREFOUR

“No podemos estar totalmente de acuerdo con este contrato porque creemos que se podrían haber separado varias cosas y que no es bueno para la ciudad, además de que haya subido casi un 60% en los presupuestos”, afirma Quevedo, quien señala que aunque esta unificación pueda resultar “más cómoda”, no significa que sea “mejor”. El consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar, por su parte,  asegura que esta medida supondrá una “mejora brutal” en todo el servicio que se traducirá en doblar los servicios de limpieza, 24.000 nuevos contadores de agua, informatización de los archivos de la oficina de gestión de abonados o en dar una “respuesta inmediata”  de un máximo de dos horas a los ciudadanos cuando se produzca alguna avería.

Con los 14 votos a favor del PSOE, CPM, el Grupo Mixto y del diputado no adscrito, y las ocho abstenciones del PP, el Pleno de la Asamblea aprobó ayer por mayoría absoluta la unificación de los tres contratos de agua de la ciudad: la gestión de abonados, limpieza y mantenimiento integral de las redes y acometida de agua potable, agua reutilizadas, y saneamiento de aguas residuales y planta de ósmosis inversa y fuentes ornamentales de la ciudad por un presupuesto de más de 17 millones de euros y una duración de tres años más dos prorrogables, la cual empezará el 18 de enero de 2022.

El consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar, defendió la unificación de estos tres contratos por tres razones principales: primero para hacer una “gestión integral” del agua, segundo porque algunos servicios o actuaciones que se realizan se “solapan”, y tercero para evitar “un sobrecoste” en la contratación de varias empresas para la reparación de los 24.000 contadores de agua, en vez de una sola como se propone en este contrato unificado. De esta manera, Mohatar sostiene que esta propuesta supone una “mejora brutal” en los servicios.

Un contrato con “cosas dispersas”

El diputado popular, Manuel Ángel Quevedo, sin embargo, justificó la abstención de su grupo asegurando que el contrato “no es bueno para la ciudad”, ya que, aparte de suponer un aumento de casi el 60% en el presupuesto, se unen “cosas dispersas” como la gestión del agua potable y la limpieza de las rejillas de los informales de saneamiento. A juicio de Quevedo, algunos de estos servicios, como el de las limpiezas de las rejillas o el mantenimiento de las fuentes de ornamentales, lo podrían hacer empresas de la ciudad. “También nos interesa tener empresas locales que estén capacitadas para distintos trabajos con materiales y personal cualificado”, afirmó el popular.

Sin embargo, Mohatar contestó que, “desgraciadamente”, a día de hoy no hay “ninguna empresa” en la ciudad que tenga la “capacidad suficiente” para dar un servicio “mínimo” de 1.600.000 euros. 

“Estos plenos y comisiones de urgencia demuestran una improvisación continua y permanente del Gobierno”

El diputado del PP en la Asamblea, Miguel Marín, afirmó que se ha convertido en una “tónica habitual” por parte del Gobierno convocar plenos y comisiones con carácter de urgencia como la de ayer acerca de la unificación de los tres contratos del servicio de gestión del agua. Marín asegura que en algunos casos se convocan cuando son simplemente “trámites ordinarios” que si existiera un “mínimo control” no sería necesario convocar dicho pleno. “Lo que denota una vez más este Gobierno con este Pleno de urgencia, así como de tantas comisiones urgentes, es una improvisación continua y permanente”, resumió el diputado. Sin embargo, el consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar, justificó dicha convocatoria con carácter urgente porque algunos de los contratos que concluyen en el contrato unificado finalizan en enero y es necesaria una licitación con el tiempo suficiente para evitar “retrasos” en la gestión del mismo. También alude a un fallo en la votación de la anterior comisión de Medio Ambiente.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *