Hace 30 años

La delegación municipal encargada de organizar la presencia de Melilla en la Expo 92 no ocultaba su alarma por lo que consideraba una presentación inadecuada de la oficina. Las críticas obedecían al modo en que se presentaba la instalación, relacionada mediante un rótulo no con Melilla, sino con la Confederación de Empresarios. La delegación reconoció que la gestora y alma mater de la inactiva era la presidenta de la CEME, Margarita López Almendáriz, sin embargo añadió que el alquiler mensual de la misma (600.000 pesetas) y los contratos de las azafatas melillenses, corrían con cargo al municipio y que, de hecho, se esperaba que el stand se presentara como escaparate de la ciudad y no como una oficina empresarial particular.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas