Hace 30 años

Frente al silencio de las organizaciones provinciales de los sindicatos UGT y CCOO, cabía destacar el comunicado de CCOO de Málaga, que calificaba de «escandalosa, injusta y racista» la actitud seguida por el delegado del Gobierno del PSOE, Manuel Céspedes, respecto de los inmigrantes que expulsó violentamente y que habían quedado en tierra de nadie, al ser rechazados también por Marruecos. El sindicato malagueño pedía el cese de Céspedes, mientras se recrudecía la situación de los inmigrantes en la frontera, sin agua ni comida. La organización nacional de Pro Derechos Humanos se desplazaba a Melilla. La Dirección Provincial de Sanidad prohibía el baño en la nueva playa construida frente al barrio del Industrial por sus índices de contaminación.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas