Hace 30 años

La crisis abierta en el seno de la UGT local como consecuencia de los enfrentamientos ocurridos entre la Secretaría General de la Unión y la FSP, lejos de de zanjarse, no había hecho más que empezar. Tras la celebración del Comité Provincial donde se acordaría la dimisión de la Ejecutiva, quedaba de manifiesto que los servicios públicos habían empezado a perder su poder hegemónico en la organización, al apoyar abiertamente el resto de las federaciones la candidatura que Alfredo Martínez presentó para constituir la gestora que preparase la celebración de un próximo congreso. El alcalde de Melilla, por aquel entonces Ignacio Velázquez, no se sometería a una moción de confianza al entender que esa figura no estaba regulada en el Reglamento Orgánico del Ayuntamiento.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas