Hace 30 años

Una encuesta de la Policía Local, dentro del curso sobre formación en drogodependencias que había organizado el Ayuntamiento junto a la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, concluía que la mayoría de las familias melillenses descartaban alguno de sus miembros se convirtiera en un drogadicto. La conclusión, extraída de un sondeo entre 278 personas, resultaba ilustrativa del valor de la encuesta, por el reflejo que suponía de la actitud social con que la población se enfrentaba al nuevo y extendido problema de la droga. En la misma encuesta, realizada en este caso entre adultos, se reflejaba también que el 94,9% de los encuestados consideraba, «alarmante» el aumento del consumo de dogas en la ciudad «durante los últimos años».

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

Bajar impuestos = más votos

El gran Rafa Nadal viene a ser como Tezanos, pero al revés. Nadal será parte de ese enorme legado español, Tezanos parte de nuestra vergüenza