Hace 30 años

La Unión del Pueblo Melillense (UPM) estaba dispuesta a poner su granito de arena en la pretendida distensión del clima político que padecía Melilla. Para ello, dirigían un escrito a los responsables locales del PSOE, Julio Bassets y el PP, Jorge Hernández, al objeto de que se fijara una cita en la que celebrar una primera reunión. Los upemistas opinaban que sólo a través del diálogo entre los partidos se podría conseguir el desarrollo y el progreso de la ciudad, razón por la que también planteaba la necesidad de llevar a esa mesa la realidad de las inversiones que la Administración destinase a Melilla. Aún no existía una respuesta a estos escritos, pero Bassets había mostrado ciertas reticencias a la hora de aceptar la propuesta de Juan José Imbroda.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas