Escribe para buscar

Política

El Gobierno local disuelve el Instituto de las Culturas por verlo como un “chiringuito” del PP

Compartir
Mustafa Aberchán, De Castro, Gloria Rojas

El PP, único en votar en contra, rebatió que “para chiringuitos, los de CPM, con chalecos de todos los colores”

El Gobierno de Melilla logró sacar adelante ayer su propuesta de disolver el Instituto de las Culturas, un organismo autónomo que creó el anterior Ejecutivo del PP en 2008 y que fue calificado por el actual, formado por CPM, PSOE y Eduardo de Castro, como “chiringuito” de los populares.

Este asunto copó la mayor parte del debate en la sesión plenaria de la Asamblea celebrada este miércoles, poniendo fin a un objetivo anunciado por el actual Gobierno melillense desde el inicio de la legislatura y que ya fue elevado al Pleno hace casi dos meses, aunque fue retirado del orden del día para darle una mayor seguridad jurídica.
La propuesta contó con los votos a favor de los tres socios de Gobierno y del expresidente expulsado de Vox, Jesús Delgado Aboy, mientras que el PP se quedó solo votando en contra, dado que Vox se abstuvo.
El PP, cuya postura fue defendida por la diputada Fadela Mohatar, está convencido de que esta decisión se debe al intento del Gobierno de Melilla de “laminar y destruir todo lo que tenga que ver con el PP y, sobre todo, con el liderazgo y pujanza” del anterior Ejecutivo.
Mohatar lamentó esta decisión porque el Instituto de las Culturas, del que ella fue presidenta durante varios años, nació como una “apuesta, convicción y deseo” del anterior Ejecutivo de poner la convivencia intercultural de Melilla “en el frontispicio” y elevarlo a una política de ciudad con un trabajo transversal en la Ciudad Autónoma.
Asimismo, repasó todos los logros conseguidos ante organismos culturales desde su puesta en marcha y aseveró que el trabajo que está realizando el actual Gobierno sobre interculturalidad evidencia que “no hay cohesión” entre los socios, que mantienen una “competencia poniendo palos en las ruedas”, algo que “no es bueno para Melilla”.
El Ejecutivo rechazó estos argumentos de mano del vicepresidente segundo de la Ciudad Autónoma, Hassan Mohatar (CPM), que aseveró que se trata de un “envoltorio muy bueno”, pero negó que esa sea la realidad porque lo considera “un chiringuito del PP para colocar a muchos de los suyos”.

Almansouri llama al orden a Imbroda
Fadela Mohatar respondió negando esta afirmación y devolviendo la acusación de “chiringuitos” a CPM con “chalecos de todos los colores”, entre otros ejemplos. A partir de ahí, hubo varios minutos de debate tenso en el que Dunia Almansouri, que presidía la Mesa, ‘riñó’ a los diputados del PP por interrumpir y no escuchar. Tras pedir varias veces respeto a la Cámara, terminó llamando al orden al expresidente de Melilla, Juan José Imbroda, después de haberle negado la palabra por alusiones.
Imbroda, no obstante, tuvo oportunidad de intervenir poco después aprovechando los segundos sobrantes del turno de palabra del PP, en los que acusó a Hassan Mohatar de mentir.
Por su parte, la vicepresidenta primera, Gloria Rojas, dijo que la creación del Instituto de las Culturas fue una decisión política del anterior Gobierno, y eliminarlo es otra del actual, si bien dejó claro que eso no significa que no se esté trabajando en la interculturalidad, objetivo para el que se ha creado la Dirección General de Relaciones Interculturales. 

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *