La Policía destapa el engaño de decenas de inmigrantes: decían ser menores para ir a La Purísima

Centro de menores La Purísima de Melilla

Mientras pedían asilo como salvoconducto para viajar a la península: hay tres detenidos

Una investigación de la Policía Nacional ha desvelado que decenas de inmigrantes que han llegado a Melilla de manera irregular haciéndose pasar por menores eran, en realidad, adultos cuya intención era ser acogidos en el centro de protección de menores de La Purísima mientras pedían asilo como salvoconducto para viajar a la península. Tres de los inmigrantes que han utilizado este modus operandi han sido detenidos.

Se les acusa de un presunto delito de falsedad documental al hacerse pasar por menores extranjeros no acompañados (MENA) en cuanto pisaban, de forma irregular, territorio nacional para, posteriormente, conseguir la documentación de solicitante de asilo y viajar a la península.

En una nota de prensa, la Jefatura Superior de Policía de Melilla ha informado de que la investigación se inició a raíz de la información facilitada por el Grupo de Menores de la Policía Local de Melilla, por la cual se había hallado a varios residentes del Centro de Protección de Menores documentación oficial que delataba su mayoría de edad.

En concreto, los resguardos de solicitud de asilo en los que aparecían con fechas de nacimiento, que se encontraban entre las pertenencias de estos migrantes que decían ser menores.

La Policía Nacional ha desarrollado una compleja investigación para el cotejo de documentación y estudio fisonómico, en la que ha tenido constancia que, desde inicios de este año, varias decenas de varones mayores de edad extranjeros han causado alta en el Centro de Protección de Menores.

De ese modo, se beneficiaban de forma fraudulenta del acogimiento y demás recursos que el Gobierno de la Ciudad Autónoma reserva para los verdaderos menores extranjeros no acompañados.

El modus operandi consistía en que los jóvenes mayores de edad accedían a Melilla de forma irregular, generalmente a nado y de madrugada, indocumentados, manifestando a los agentes ser menores de edad.

Tras las primeras gestiones policiales, se les trasladaba al Centro de Protección de Menores y, una vez formalizado dicho ingreso, se ausentaban para eludir las pruebas oseométricas que pudieran determinar su verdadera edad, generando de forma fraudulenta el correspondiente expediente de protección de menor por parte de la Ciudad Autónoma.

Seguidamente, solicitaban asilo aportando sus pasaportes que recuperaban a través de terceras personas.

De esta forma, los encartados salían de Melilla rumbo a la península aproximadamente un mes después de dicha solicitud.

La investigación continúa abierta pendiente de la detención de más implicados por falsedad documental que utilizaron esa misma forma de actuar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ADVERTENCIA LEGAL: MELILLA HOY no secunda ni corrobora los artículos de opinión ni las manifestaciones expresadas en los comentarios de opinión de la web de este diario y sus respectivas redes sociales, y en consecuencia, no se hace responsable del contenido de los mismos.

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€