Escribe para buscar

Local

Denuncian al gobierno local por dividir a la sociedad melillense destruyendo el Patrimonio Histórico Cultural

Compartir
Monumento héroes de España

Nueva polémica por la retirada de otro monumento más de la Ciudad, Patrimonio que guste o no, debería respetarse como icono perteneciente a la historia y a la cultura de Melilla.

La indignación generalizada tras el anuncio de la destrucción del “Monumento de los Héroes de España”, ubicado en el ensanche modernista del centro de la Ciudad, está provocando innumerables reacciones a través de las redes sociales, donde la mayoría de los ciudadanos manifiestan su animadversión ante esta decisión, aprobada por el PSOE, CPM y el ex CS, Eduardo de Castro, en la pasada Comisión de la  Asamblea.

Sin el propósito de entrar en una absurda polémica sobre el color partidista de unos y otros, porque está claro que el político nunca pierde, ya sea morado, rojo, azul o verde y porque lo que buscan los actuales, es llevar hasta su término final el lema “divide y vencerás”; el Gobierno de la Ciudad, amparado bajo la Ley de Memoria Histórica, está decidido a deshacerse poco a poco del único componente turístico de gran importancia que tiene la ciudad de Melilla y que no es otro que su Patrimonio Histórico Cultural.

La reactivación de la economía de las empresas y comercios de Melilla, las familias sin recursos, la estabilidad laboral,  la limpieza de las calles, la presión migratoria y la que nos ejerce de forma continua nuestro país vecino, además de un largo etcétera de cuestiones verdaderamente importantes, es lo que realmente al ciudadano de a pie le preocupa.

Mientras una parte de melillenses piensan cómo terminar el mes, personas a las que les da igual si está o no está este  monumento, porque ni les da de comer, ni se lo quita; al Gobierno local lo único que le preocupa es gastar el dinero de todos en destruirlo, y no les basta con que ya en años anteriores le despojaran de cualquier simbología franquista, no, ahora quieren hacer desaparecer una pieza que, además de ser Patrimonio Histórico Cultural, está declarado como Bien de Interés Cultural, siendo un potente atractivo turístico para Melilla y una pieza escultórica de incalculable valor, realizada por el melillense Vicente Maeso bajo la dirección de un arquitecto modernista tan reconocido como Enrique Nieto.

Nos preguntamos la inmensa mayoría si pasará lo mismo con el resto de Patrimonio, porque, para el que no lo sepa, en Melilla, nuestra Ciudad, la que nos duele y por la que luchamos y, de la que el político, lo único que quiere es sacar tajada, tenemos la Mezquita Central, la Plaza de España, la Cruz de los Caídos y un sin fin de edificios y esculturas que se erigieron durante esta etapa de la historia, por lo que nos cuestionamos ¿qué pasará?, ¿nos quedamos sin Patrimonio?, ¿tiramos Melilla entera y la hacemos campo para que la levanten a su imagen y semejanza y así, una vez se hayan quedado tranquilos puedan dedicarse a lo que verdaderamente importa?

La indignación popular es claramente palpable, hasta el punto de estar barajándose una serie de manifestaciones por redes sociales, donde hay comentarios como:

“Ahondar en las heridas… sólo interesa el pasado. El presente y el futuro ni está, ni se le espera, estos canta mañanas que piensan de la política del gobierno de Marruecos con relación a Ceuta Melilla y los peñones, donde el gobierno de España en el afán de calmar al sultán, anda en el traslado de los cadáveres en aquellos cementerios y trasladarlos a Melilla, como primer paso a lo que podría ser la entrega de los peñones de Alhucemas y peñon de Vélez de la Gomera, y sobre la asfixia que sufre Melilla y la reclamación por parte de Marruecos sobre Ceuta y Melilla ¿que dicen los señores de la Asamblea ? ¿Que opinion tienen del futuro amenazado de Melilla? Nada solo meter el dedo en la herida de la división y la revancha” o “Demoler lo que en otro países harían visitas guiadas…. Monumento histórico diseñado por Enrique Nieto y con Escultura de Maeso. Por favor, expliquen lo bueno y lo malo de la historia, pero no la destruyan” o como este otro: “El afan de revanchismo ya va contra los Heroes de España.. .que ya de ninguna idelogia. Pues nada…..” o también este: “Se le podría poner una placa en memoria de todos los caídos (de un bando y otro), pero no tirar los monumentos. Panda de analfabetos.” Y así sucesivamente. Innumerables comentarios, algunos irónicos, otros jocosos, pero la mayoría de malestar e indignación, como la valoración de otro ciudadano al que hemos preguntado que indica: “Este gobierno es el más dictador de la historia ya que todo lo que no les gusta, lo quieren quitar de en medio basándose en la memoria histórica y aprovechándose de que están en el poder y todo sin consenso, ni acuerdos, ni hostias, como lo del muro del parque Hernández, que cuando lo quiten y haya alarmas de fuertes vientos en Melilla, que las hay ¿que pasaría si una palmera o un árbol o rama grande cayera en la vía y hubiese un siniestro? En fin son los más dictadores de la historia de Melilla”.

La sensación que ahora mismo recorre los pensamientos de muchos melillenses, viendo tales reacciones, es que el ejecutivo local no está actuando en beneficio de la sociedad, sino que por el contrario, la está dividiendo con estos actos segregatorios que para nada interesan a las personas que conviven en esta preciosa Ciudad, y que consciente o inconscientemente, poco a poco se van a ir cargando, urdiendo un disfraz con el ya podrido y rancio discurso del franquismo, para desviar la atención de otros temas de vital importancia, como por ejemplo, la pasmosa diplomacia y tolerancia ejercidas ante las continuas amenazas de Marruecos, o abaratar los billetes de los transportes para atraer al turismo e impulsar la economía, así como un sin fin de cosas más de las que carece la ciudad y que mejorarían bastante nuestra calidad de vida.

Los que nos gobiernan, están obligados a velar por los intereses generales, no por el de unos pocos, y el interés general de Melilla, no se basa en destruir su Patrimonio, que es parte inherente de su historia y cultura, sino el de darle el lugar que le corresponde.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *