AUGC denuncia «el olvido de la Dirección General de la Guardia Civil en Melilla y Ceuta»

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) señala que «los miembros de Seguridad Ciudadana de las Ciudades Autónomas dedican casi la totalidad del servicio al control de fronteras y costa»; sin embargo, «la Dirección no las ha adaptado como Unidades de Fiscal y Frontera. AUGC ya ha presentado una instancia para que se produzca una modificación urgente de la Orden que ha entrado en vigor este mes».

La AUGC advierte que el trabajo de las Compañías de Seguridad Ciudadana en Melilla y en Ceuta no es como el que se desarrolla desde otros puntos de la geografía española. “Algunos componentes que llevamos en Melilla más de 20 años sólo hemos visto frontera y más frontera. Aquí, la función de seguridad ciudadana es casi toda del Cuerpo Nacional de Policía”, explica uno de los Guardias Civiles de la Compañía de Seguridad Ciudadana que está destinado en Melilla.
La Asociación Unificada subraya que «las funciones de los agentes de esta Unidad son propias de las de Fiscal y Frontera, ya que diariamente se dedican a custodiar, controlar y vigilar las costas y fronteras, además de encargarse del control de la inmigración irregular». Sin embargo, la Dirección General de la Guardia Civil «no reconoce a las Compañías de Seguridad Ciudadana esta serie de tareas que llevan a cabo en el perímetro fronterizo». Así lo demuestran en la Orden que acaba de entrar en vigor. El día uno de este mes, arrancaba la Orden General número 21/2021 de 9 de septiembre, que regula la especialidad de Fiscal y Fronteras de la Guardia Civil.
La citada norma define lo siguiente: “La especialidad de fiscal y fronteras integra el conjunto de capacidades que habilitan a la Guardia Civil para el desempeño de las funciones y actuaciones de policía fiscal y aduanera tendentes a prevenir y perseguir el contrabando, el narcotráfico y demás tráficos ilícitos en el ámbito de las funciones encomendadas a la Guardia Civil por la normativa vigente, así como la custodia, control y vigilancia de las costas, fronteras, puertos y aeropuertos, y en este ámbito, el control de la inmigración irregular”.
«Toda esta serie de funciones y actuaciones enumeradas son las mismas que están desarrollando los Guardias Civiles de las Compañías de Seguridad Ciudadana de Melilla y Ceuta», señalan. Sin embargo, «la Dirección General ha vuelto a dejar de lado a los agentes de las Ciudades Autónomas con un total conocimiento».
“Los Generales de Fiscal y Fronteras que han venido aquí nos han afirmado que se han olvidado de nosotros, lo han reconocido, pero dicen que están trabajando en ello para enmendar la situación”, denuncia uno de los miembros de la Guardia Civil de Seguridad Ciudadana de Melilla. “Llevamos así desde los años 90 y que ahora llegue la especialidad y no nos hayan recatalogado…”, añade molesto. Sus compañeros de Fiscal, normalmente ubicados en los puestos fronterizos que ahora permanecen cerrados, «actualmente hacen de apoyo a Seguridad Ciudadana en la zona de la valla. Están en un segundo plano desarrollando las labores de Fiscal y Frontera que realiza Seguridad Ciudadana y, pese a ello, los integrantes de Fiscal son los únicos que sí están adaptados orgánicamente», afirman.

El dinero
Uno de los motivos de este “olvido” por parte de la Dirección General de la Guardia Civil «puede estar en el dinero». La Dirección no reconoce en la Orden que los miembros de las Compañías de Seguridad Ciudadana de Melilla y Ceuta «ya están actuando como la especialidad de fiscal y fronteras, lo que les impide acceder a la habilitación para la titulación específica». Por lo tanto, «tampoco pueden percibir el Complemento Específico Singular (CES), que supondría un incremento bruto anual de 514,68 euros», añadiendo que «ante esta incomprensible diferencia que ha generado la Dirección entre los miembros de Fiscal y las Compañías de Seguridad Ciudadana de Melilla y Ceuta, la Asociación Unificada de Guardias Civiles de ambas autonomías han presentado una instancia para que sea modificada, mediante procedimiento de urgencia, la Orden General número 21/2021 de 9 de septiembre, que regula la especialidad de Fiscal y Fronteras de la Guardia Civil, en vigor desde el primer día de este mes».
La Dirección General de la Guardia Civil planteó, «de forma errónea», el Tercer Tramo de equiparación salarial. Otorgaron un complemento algo superior al agente de Fiscal y Fronteras que al de Seguridad Ciudadana. «Ahora, además, dejan fuera de la catalogación a las Compañías de Melilla y Ceuta», lamentan.
En 2020 sí se adaptó orgánicamente a los Guardias Civiles pertenecientes a Seguridad Ciudadana que había en aeropuertos. De este modo, quedaron como Unidades de Fiscal y Fronteras, al igual que los de Fiscal. «Esta equiparación se produjo hace dos años, pero parece que en Melilla y Ceuta hay que esperar más. Por todo ello, resulta inadmisible que no se haya producido el reconocimiento de la labor de los miembros de las Compañías de ambas zonas geográficas, cuyo trabajo se ve afectado por las circunstancias de penosidad del servicio», concluyen desde la AUGC.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas