Escribe para buscar

Deportes

Arranca la vacunación de los nacidos entre 2006-2009 con mucha afluencia y algunos nervios

Compartir
Arranca la vacunación de los nacidos entre 2006-2009

Por: Miguel Rivas

Muchos de los adolescentes aseguran no haber sentido el pinchazo y alaban la rapidez con la que se está desarrollando el proceso. “Pensaba que iba a encontrar más cola de la que me he encontrado”, reconoce una madre

Acompañados la mayoría por sus padres, madres o abuelos, los adolescentes de entre 12-15 años de edad acudieron ayer al IES Leopoldo Queipo y al CIFP Reina Victoria Eugenia para recibir la primera dosis de Pfizer. “Ha sido muy rápido, como si te pellizcaran y ya está”, cuenta una niña que reconoce que mucha gente acudió a vacunarse “por los nervios”.

Con algunos nervios, pero sin dolor. Esta es la sensación que la mayoría de niños menores de 12-15 años tuvieron ayer cuando se vacunaron de la primera dosis de Pfizer en el IES Leopoldo Queipo y el CIFP Reina Victoria acompañados cada uno con sus respectivos progenitores.

“Todo niño que venga con miedo al pinchazo que se olvide porque no se va a enterar”, tranquiliza la madre de María, una niña que acudió a recibir su primera dosis, la cual reconoce que al principio fue “un poco nerviosa”, pero que al final “ni sintió la aguja”. “Yo también estoy vacunada y tampoco sentí nada. Es que no te enteras. Ella (María) ha notado tan solo la presión de que le cogía la enfermera y ese es el único dolor que tiene”, insiste la madre.

Otra madre también confiesa que su hija estaba un “poco nerviosa”, pero reconoce que es algo “normal” que se produzca en ellos. “La cola está siendo muy rápida, el médico muy cariñoso y todo ha ido muy bien la verdad. Te tienes que sentar un poquito  por si le pasa algún efecto secundario o no, pero gracias a Dios no ha pasado nada”, explica al mismo tiempo que su hija asegura que ha sentido el pinchazo, pero que no le ha dolido “nada”.

“Tenía un poco de miedo pero tenía que ponérmela y sentí un poco el pinchazo”, comenta entre risas Nisrin, otra niña quien reconoce que con el miedo le han pinchado en el brazo derecho. “Toda la gente se la ha puesto en la izquierda”, asegura.

Una respuesta abrumadora

La afluencia de niños acompañados de sus padres, madres y hasta sus abuelos que entran y salen del centro de vacunación es continua desde la hora programada (11:00). “Muchísima gente estaba esta mañana. Ojalá todo salga bien y salgamos pronto de esta crisis”, reza una madre esperanzada de que la amplia respuesta que está teniendo la campaña de inmunización en los más pequeños consiga reducir considerablemente los contagios y acabar con la pandemia.

Todos ellos alaban, además, la rapidez con la que se realizó el proceso de vacunación. “Yo he venido un poco antes de las 11:00, que era la hora a la que estábamos citados, porque pensaba que iba a encontrar más colas de la que he encontrado”, admite otra de las madres que salían del centro con su hija a la que, según explica, le comentará su propia “experiencia” con la vacunación. “De aquí a media hora o una hora ya le digo mi propia experiencia de que le va a doler el brazo y demás”, explica.

María tampoco estuvo mucho tiempo esperando en la cola esperando su turno junto a su madre. “Hemos estado solo 15 minutos en la cola y después han tardado 1 o 2 minutos en pincharme”, asevera.

Con respecto al auge de contagios que se está produciendo en la Ciudad en los últimos días, algunos de ellos no temen que pueda torpedear la campaña de vacunación.

“Ella lo lleva todo muy a rajatabla, el problema son los demás”, asegura la madre de María, quien explica que, en el caso de ellas, siempre salen en un “grupo muy reducido” para evitar contagiarse. ”Somos  los cuatro de siempre e intentamos no salir donde haya mucha gente o en sitios cerrados, vamos a terrazas, etc. Pero claro, si el resto no lo hace, que hagan lo que quieran”, sentencia finalmente, mostrándose satisfecha de cumplir con las normas sanitarias.

La mayoría se muestran optimistas en que puedan empezar el nuevo curso con ambas dosis. “Con la edad que tienen deberían de dar las horas completas”

Tanto los menores como sus progenitores están de acuerdo con las palabras del director general de Salud Pública, Juan Luis Cabanillas, quien, en declaraciones a MELILLA HOY, afirmó que es posible que la mayoría de niños puedan volver a comenzar el próximo curso escolar completamente inmunizados si prosigue el buen ritmo de inoculación.

“Yo tengo la segunda dosis el 26 de agosto y empiezo las clases el 10 de septiembre. Por lo que, según lo que dicen los medios son 10 días, me da tiempo a inmunizarme hasta antes de que empiece el colegio”, afirma María, una joven que acudió junto a su madre parara ponerse la primera dosis. Su madre recibe con entusiasmo la propuesta y cree que si “viene todo el mundo pronto a vacunarse” pueden empezar las clases con ambas dosis puestas.

“La idea es que el curso no sea como el año pasado que dieron medio año nada más. Con la edad que tienen deberían de dar las horas completas”, opina.

Otra madre afirma que sería “lo ideal”, ya que, según ella, de esta manera los niños pueden empezar de una forma “más segura” el periodo escolar. “Las clases deben ser esencial siempre”, resuelve finalmente.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *