Escribe para buscar

Anuncio 360x180 CARREFOUR
Entrevista

Yonaida Sel-Lam: “Muchas noches me desvelo con los problemas y dramas familiares de las personas sin vivienda”

Compartir
Yonaida Sel-Lam

Entrevista a la presidenta de Emvismesa y viceconsejera de Incidencias y Línea Verde

Dentro de la remodelación que ha sufrido recientemente el Gobierno de la Ciudad, la diputada de CPM Yonaida Sel-Lam ha sido nombrada viceconsejera de Incidencias y Línea Verde, que une al cargo de presidente de Emvismesa. Con la política local abordamos este y otros temas de actualidad en esta entrevista. 

Anuncio 380x380 CARREFOUR

– ¿Cuáles son los últimos proyectos realizados por las áreas que dirige?

La entrega de las 21 viviendas de Cuesta La Viña; sacar a licitación el proyecto de 66 viviendas en la parcela número 8 de Gabriel de Morales; mantener reuniones  en el Ministerio, junto a mi compañero Rachid Bussian, para mejorar el Acuerdo Marco de Vivienda para Melilla; mejoras en edificios residenciales dependientes de Emvismesa, así como en entidades sociales, como es el caso de las reformas realizadas en el centro de religiosas María Inmaculada, que prestan labor en el Monte María Cristina.

Asimismo, se han mejorado los pliegos de condiciones de los parkings públicos, así como sus maquinarias.
Hemos instalado ascensores en edificios de VPO que carecían de ellos, como es el caso de la Urbanización Islas Chafarinas.
Hemos realojado, a través de alquileres privados, a 10 familias que vivían en condiciones infrahumanas y seguimos trabajando en este sentido para que sea mayor el número de familias atendidas.
Hemos finalizado la segunda fase de la rehabilitación de la fachada de la urbanización de Averroes, que quedó seriamente dañada por el terremoto.
Entre otros proyectos que, aunque de menor envergadura que los mencionados, también requieren de nuestro esfuerzo y compromiso.

– ¿Y qué proyectos tiene proyectados para los próximos meses y en definitiva para lo que queda de mandato hasta mayo de 2023?
Aumentar las ayudas al alquiler, las cuales, por cierto, ya se han visto incrementadas en 1 millón de euros con respecto al Gobierno anterior, pues hemos destinado para tal fin 3 millones de euros. Nadie se ha quedado atrás en estas ayudas.
Como le decía, vamos a impulsar el programa de realojo humanitario, para llegar a más familias, y también vamos a poner en marcha los pliegos para sacar a licitación la segunda fase para construir otras 26 viviendas en Gabriel de Morales.

-El problema endémico de Melilla de necesidad de viviendas sociales, que arrastra décadas, ¿Cree que tendrá algún día solución o eso una utopía imposible de cumplir?
La falta de vivienda en Melilla se remonta a los orígenes de la ciudad y es una constante que se recoge en los medios de comunicación de estos últimos 120 años. Afortunadamente hemos avanzado en las últimas décadas, pero aún queda camino por hacer.
Hace falta liberar suelo, para atender tres frentes que demandan viviendas en la ciudad. Por un lado, suelo para viviendas sociales para tender a personas sin recursos, suelo para cooperativas y suelo para la iniciativa privada. La falta de suelo y su encarecimiento en los últimos veinte años por la falta de planificación urbanística ha disparado los costes de las viviendas e hipotecado por muchos años a los melillenses.
En el mismo sentido hace falta un pacto de ciudad y de Estado que comprometa inversiones públicas en suelo y planes de vivienda que vayan más allá de quien Gobierne la ciudad en cada momento.
No es una utopía, si existiera un compromiso de todos y se extendiera en el tiempo. Pero para ello hace falta trabajar, como venimos haciendo, con el Ministerio e insistiendo en esta necesidad, y no hacer lo que ha hecho el Gobierno del PP en esta materia que ha sido prácticamente nada.
Por ponerle un ejemplo, en dos años de Gobierno, hemos desbloqueado y entregado más viviendas de VPO tanto en régimen de alquiler como de venta, que en muchos años del Gobierno del PP. Es cuestión de voluntad.

– ¿Cómo lleva atender casos de personas realmente necesitadas y no poder satisfacerlas porque los medios de las que dispone no son ilimitados? ¿Se aprende a abstraerse de los dramas de los demás o eso también es imposible en un puesto político como el suyo?
Recibir a la gente, oír sus problemas, que afectan a una de las necesidades más esenciales de un ser humano como es la vivienda, te afecta, te duele y llena de impotencia y frustración, especialmente en los casos sangrantes y extremos.  
Cada persona gestiona esta frustración de una manera. Personalmente me afecta y me obliga a poner lo mejor de mí misma para atender sus necesidades, pero son muchas las noches en las que una se desvela con estos problemas y dramas familiares.  Yo nunca aprenderé a abstraerme, no va con mi personalidad ni con mi sensibilidad social.
Por eso reitero la necesidad de un gran pacto por la vivienda en Melilla.

-El Gobierno de la Ciudad ya ha superado el ecuador de su mandato y ahí sigue a pesar de las muchas vicisitudes que han ocurrido en estos dos años y tres meses ¿Aguantará los 20 meses restantes en la misma situación o se producirán cambios como los que reivindicó CPM para hacer valer el papel de ser la fuerza mayoritaria en el Gobierno?
Los pactos de Gobierno son fruto de la convergencia de tres partidos que conforman una mayoría. Los cambios, si se producen, se deben sustentar en una mayoría que garantice la gobernabilidad. El diálogo en el seno de esta mayoría es constante y trasparente y así seguirá siéndolo, lo que no evita que haya diferencias y visiones diferentes sobre cómo afrontar el futuro incierto que vivimos debido a la crisis sanitaria y económica por la que atraviesa la ciudad.
El PP tenía -y tiene- diversos frentes internos cuando gobernaba, aun siendo del mismo signo político, ¿no van a darse con tres partidos diferentes?  

– Recientemente nos dejaba un gran amigo y mejor persona, Mohamed Halifa, por culpa del Covid ¿Cómo ha sobrellevado esta pandemia y los golpes que nos ha dado en estos 18 meses?
El COVID me ha arrebatado amigos y familiares, así que desde el punto de vista personal han sido y está siendo un período muy doloroso. Se extraña no volver a ver a Halifa por la ciudad, fue una persona extraordinaria, un libro abierto, la mejor compañía para compartir una charla -con café incluido-, se le extraña y mucho, pero como decía Isabel Allende: “La verdadera amistad resiste el tiempo, la distancia, la ausencia y el silencio”.
Igual que para otros muchos melillenses, la pandemia también se ha llevado muchos instantes y momentos que no hemos podido compartir con nuestros seres queridos y que no podremos recuperar.
Como responsable política he tratado de volcarme en mi trabajo, consciente de que cuanto peores son los tiempos, más necesario es dar lo mejor de nosotros mismos. En eso estamos, con nuestros aciertos y nuestros errores.

– ¿Qué valoración hace de la crisis hispano-marroquí?
Las buenas relaciones España-Marruecos son fundamentales para la economía e intereses de ambos países. Así lo reconocen ambas partes y los datos de exportaciones e importaciones entre ambos estados.
Los conflictos deben resolverse por vía diplomática y no con medidas de presión impropias de países que se dicen civilizados y amigos. La crisis se reconducirá y para ello es fundamental la posición unánime de la UE reclamando de Marruecos el respeto de nuestras fronteras y una nueva manera de resolver las diferencias.

– ¿Qué consecuencias ha tenido para la ciudad el cierre de la frontera desde el 13 de marzo de 2020 por el coronavirus y cuándo cree que podría reabrir?
El cierre fronterizo ha tenido un impacto muy negativo sobre la economía de la ciudad, para cientos de empresarios y miles de trabajadores de ambos lados de la frontera. Ahora bien, realizar previsiones sobre la evolución del COVID sería una temeridad por mi parte. Estamos ante una pandemia mundial y la solución es global. Solo entre los 1.000 menores que entraron en Ceuta hubo 130 positivos por COVID. Estamos lejos de una solución fronteriza y, por tanto, de hacer previsiones de apertura.

– ¿Y de la expulsión de Eduardo de Castro de Cs y su negativa a abandonar la formación?
Desconozco las causas que han llevado a Ciudadanos a expulsar al Sr. De Castro, aunque parece que éste ha recurrido dicha decisión ante los tribunales, al considerar que no es ajustada a derecho. Por lo demás, es un problema interno de otro partido político que no tiene que afectar la gestión de la ciudad ni al pacto de gobierno.
De todas formas, Ciudadanos, entre los que expulsa y los que se le van, va camino de desaparecer más rápido de lo que apareció en la política española. Lo que llama la atención es la hipocresía del PP en este tema, cuando lleva años alimentando el transfuguismo de los afiliados de Ciudadanos, con cargos y prebendas.

– ¿Qué opina de la polémica que se suscitó en torno a los talleres de natación y la posibilidad de que se organizaran separados por sexos?
La piscina municipal, igual que el resto de espacios públicos, se usa por igual por hombre y mujeres. En este caso hablamos de algo excepcional, que busca la mayor participación posible de mujeres mayores en la piscina que se sienten mucho más cómodas entre ellas y así lo han manifestado a la Viceconsejería del Mayor.
Existen en la sociedad actual multitud de ejemplos de espacios y actividades solamente ocupados por hombres y que le están vetados a la mujer. Poner el acento de género en el tema de la piscina es sacar las cosas de contexto, es la manera artificial que tienen algunos de encontrar protagonismo político.

– Acaba de ser nombrada viceconsejera de Incidencias y Línea Verde ¿qué espera realizar en esta Viceconsejería de nueva creación?
La Viceconsejería de Línea Verde e Incidencias está dirigida a prestar servicios para mejorar la gestión municipal, la resolución de incidencias en la vía pública y fomentar la comunicación con los ciudadanos y la concienciación e información ambiental, para construir una cultura de buenas prácticas medioambientales.
En esta tarea será fundamental la colaboración ciudadana, la participación de las asociaciones medioambientales y asociaciones de vecinos y, por supuesto una rápida respuesta de las administraciones en la recogida de propuestas y quejas para que las mismas se traduzcan en actuaciones destinadas a conseguir una ciudad más sostenible.
Los ámbitos de actuación son muy diversos pero lo primero será diseñar la composición y estructura de la Viceconsejería, sus recursos humanos y materiales, así como los procedimientos y protocolos de coordinación con otras consejerías y administraciones.  
La ciudad tiene implantada desde hace tiempo su Línea Verde, ahora se trata de impulsar la misma y coordinar las actuaciones desde un punto de vista político para lograr los objetivos en materia medio ambiental.
Es un reto personal en el que espero contar con la colaboración de mis compañeros de ciudadanía en general, porque los retos son comunitarios y exigen la participación de todos los melillenses.


El papel de Aberchán en las elecciones de 2023

¿Cómo han llevado en el grupo parlamentario de CPM la marcha de su presidente Mustafa Aberchán? ¿Quién juega ahora el papel de Aberchán en el grupo parlamentario?
Con serenidad y normalidad, aunque es duro no verle en la asamblea. Mustafa Aberchán no tenía responsabilidades de Gobierno y desde ese punto de vista nada ha cambiado. Él ha dejado de ser diputado, pero sigue siendo presidente de CpM y persona clave en la política melillense. Nada ha cambiado y no ha sido necesario idear nuevos liderazgos, porque su liderazgo es indiscutible.

-Con la actual sentencia, Mustafa Aberchán no llegaría para las elecciones municipales de 2023 por los 30 meses de inhabilitación. ¿En qué confía más: en una resolución favorable del Constitucional e incluso Tribunal Europeo o, ahora que está en boga, ¿en un indulto del Gobierno de la Nación?
Confío en la inocencia de Mustafa Aberchán y en que en alguna instancia judicial se reconozca la misma, pero en cualquier escenario que se presente, su figura estará presente y liderando las políticas de CpM.

-¿Qué opina sobre la posibilidad de pedir el visado a nadorenses?

El Acuerdo de Schengen permitió que varios países de Europa suprimieran los controles en las fronteras interiores -entre esos países- y trasladaron esos controles a las fronteras exteriores -con terceros países-.
En el caso de Melilla, aunque con alguna voz discrepante, el acuerdo de Schengen se aplica en las fronteras con Marruecos con dos particularidades. Por un lado, España así lo hizo constar en el acuerdo de adhesión, se mantienen los controles documentales en el puerto y aeropuerto de Melilla, además, de control fronterizo en la frontera y, por otro lado, se ha seguido respetando que los melillenses pasen a la provincia de Nador con el DNI y los marroquíes residentes en dicha provincia a Melilla con el pasaporte, porque el resto necesita visado.  
Creo que cuando se ha hablado de exigir el visado a los marroquíes para entrar en Melilla se están refiriendo a suprimir esta segunda particularidad. Pues bien, en su formulación general esta propuesta necesitaría de un desarrollo más concreto para poder opinar con fundamento, pero creo que afectaría negativamente a la economía de la ciudad el día que se abran los puestos fronterizos, y se limitarían las relaciones sociales y familiares entre uno y otro lado de frontera.
La petición de Imbroda es cuanto menos curiosa, pues el PP ha gobernado en los últimos 25 años en la ciudad y nuestra infraestructura turística brilla por su ausencia.
Creo que los que han perdido el norte y el tiempo son ellos.

Etiquetas:

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *