Vox insta al Gobierno local a “dejar de fomentar políticas que son un efecto llamada”

Vox ha instado al Gobierno local a “dejar de fomentar políticas que son un auténtico efecto llamada” para la llegada de inmigrantes. Una de ellas, a juicio de este partido político, es el hecho de que la Consejería del Menor haya abierto trece cuentas corrientes a menores acogidos en La Purísima después de que hayan encontrado trabajo.

“Lo único que hace es un efecto llamada para todo tipo de inmigración ilegal. La incorporación al mundo laboral de estos menores es buena, pero tiene un efecto contraproducente”, apostilla Javier Diego, secretario de Vox Melilla.


“Desde Vox Melilla consideramos que “donde tienen que estar estos menores es con su familia en su país de origen. Y, sin duda, lo primordial es dejar de fomentar desde Gobierno este tipo de políticas que son en efecto llamada”, insiste el dirigente de Vox.


También alude a la modificación del Reglamento de la Ley de Extranjería que entró en vigor el 16 de agosto de 2022, por la que las personas migrantes que lleven al menos dos años en situación irregular en España podrán conseguir permiso de residencia por doce meses si acreditan la realización de unos cursos formativos. “Con ello se fomenta la emigración que viola nuestras fronteras premiando su integración”, asegura Javier Diego.


“Valga la comparación, tú me agredes y a la vez te permito que me cures las heridas”, lamenta el dirigente para añadir que, tras la violencia creciente en cada nuevo caso de asalto en la frontera y la pasividad del Gobierno ante esto. “¿En qué país se está convirtiendo España?”, cuestiona Vox.


A su juicio, no se puede permitir que “entre cualquiera en nuestra casa sin siquiera pedir permiso”. “Basta ya de estas políticas globalistas que destruyen nuestra propia identidad por culturas que se buscan la vida y no se integran”, apostilla.


Cree que el resultado de estas políticas es tener que ver “cómo los menores no acompañados tutelados por la Ciudad Autónoma de Melilla finalmente consiguen que el Estado sufrague lo que en su país de origen, Marruecos, no les concede”.


“¿Qué está haciendo Marruecos para evitar esto?”, cuestiona Diego. “Nada, todo lo contrario”, los flujos migratorios no han parado a pesar de lo prometido desde la reunión de Sánchez con el monarca alauí, por lo que queda patente que todo consiste en “untar de dinero a Marruecos para evitar algo que no se está consiguiendo”, asevera.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas