Escribe para buscar

Economía

Vivas prepara un plan de actuación frente a la “asfixia” de Marruecos y para garantizar la seguridad de las fronteras

Compartir

En este documento habla de “la supresión del régimen especial aplicado a Ceuta y Melilla en el ámbito del acervo Schengen” y la integración en la Unión Aduanera si se mantienen las ventajas fiscales de ambas ciudades

El presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Vivas, prepara un documento, aún en proceso “embrionario” por su carácter prematuro en fase de construcción, donde se pretende abordar un plan de actuación para hacer frente a la tesis del país vecino y el afán de Marruecos por “asfixiar” a Ceuta, algo que también está sucediendo en el caso de Melilla. El proyecto está compuesto por cuatro ejes y cuatro propuestas al Gobierno de la Nación para garantizar la seguridad de las fronteras de las ciudades de Ceuta y Melilla. En él habla de “la supresión del régimen especial aplicado a Ceuta y Melilla en el ámbito del acervo Schengen” y la integración en la Unión Aduanera si se mantienen las ventajas fiscales de ambas ciudades.

El documento de trabajo es una propuesta para el Pleno de la Asamblea y que se formula por Vivas. Tiene un carácter interno y privado que solo se ha compartido con los partidos de la Asamblea para su valoración y aprobación.

La exposición de los motivos tiene un origen, en este caso, la toma de decisiones por parte de Marruecos desde el año 2018 y que tienen como finalidad “limitar los intercambios comerciales entre Ceuta y Melilla y su entorno al otro lado de la frontera, pretendiendo con ello la desconexión económica de nuestras ciudades con dicho entorno”. Medidas que incluyeron el cierre de la Aduana Comercial de Melilla en julio de 2018 y el fin del porteo y del pequeño tráfico de mercancías desde octubre de 2019 en Ceuta, unas medidas que se subrayan con una “manifiesta intencionalidad económica”.

Al margen de las expresadas medidas, también se tiene en cuenta el “gravísimo incidente, sin precedentes, cuando 12.000 personas instigadas por las autoridades marroquíes sortearon en Ceuta la frontera entre Marruecos y España” que ocurrió el pasado 17 y 18 de mayo con el objetivo del país vecino de “utilizar la inmigración irregular para presionar a España y a Europa y poner en jaque nuestra integridad territorial y desestabilizar a Ceuta”. Las dos fronteras terrestres de España y Marruecos se han visto “vulneradas” con este episodio que ha puesto sobre la mesa un desafío y que ha dado a luz a un “inequívoco punto de inflexión” sobre la cuestión fronteriza.

Vivas pone de manifiesto la importancia de que este hecho se aborde “como cuestión de Estado” que es, y que el Gobierno de la Nación responda con una estrategia para la defensa y protección de las dos ciudades autónomas.

Cuatro ejes fundamentales

El documento señala una estrategia sustentada en cuatro ejes. La seguridad de nuestras fronteras y el control de las mismas por las autoridades españolas y europeas, en particular por lo que concierne al control de la inmigración ilegal; la consolidación de nuestra condición europea; la mejora de infraestructuras y servicios, especialmente en las áreas de Seguridad, Defensa, Justicia, Educación, Sanidad y Políticas Sociales; y la consecución de un modelo económico más sólido y estable, con mayor capacidad para la creación de empleo.

Para ello es conveniente y necesario la aprobación y puesta en marcha de manera “inmediata, decidida y enérgica” de un plan estatal dirigido tanto a la mejora de servicios e infraestructuras como al fomento del desarrollo económico.

También “la supresión del régimen especial aplicado a Ceuta y Melilla en el ámbito del acervo Schengen”, una suspensión que supondría, por un lado, la desaparición del régimen de exención de visados y de visados de validez territorial limitada a ambas ciudades existente en la actualidad y, por otro, el establecimiento de los controles sobre identificación de personas en los respectivos pasos fronterizos en vez de en los puertos, aeropuerto y helipuerto, como ahora ocurre.

Asimismo, señala la integración en la Unión Aduanera “siempre que quede asegurada su continuidad, tras la integración de los incentivos que configuran el Régimen Económico y Fiscal”, que forma parte de la personalidad de las dos ciudades autónomas y que suponen un “factor clave en la supervivencia económica” de ambas.

Una estrategia de “más España y más Europa”, califican en el documento de trabajo y que insisten en que es compatible con unas relaciones de buena vecindad con Marruecos que pongan de manifiesto la creación de una zona de prosperidad compartida a ambos lados de la frontera; y la agilidad en el tránsito transfronterizo de personas por razones familiares, laborales o de turismo. 

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *