Vergonzoso

José M. Carmona Toré

Lo que está ocurriendo en el Centro Asistencial de Melilla (Gota de Leche), lugar que acoge a muchos de nuestros mayores entre los que, algunos,  tienen sus facultades físicas mermadas; a éstos les llaman “ASISTIDOS” y tengo la dudosa suerte de tener uno de ellos. Desde hace más de un mes, no funciona la línea telefónica interna; es decir: se puede llamar a la central, pero ésta no puede pasar la llamada a los distintos pabellones y plantas que forman el centro y, los trabajadores, no cesan en su intento de dar “soluciones” entre otras cambiando al asistido de planta si en alguna funciona la línea telefónica… Eso no es solución.

Insisto en que los trabajadores no son responsables del mal funcionamiento, bastante tienen con poder mantener su puesto; cosa distinta opino del personal de mantenimiento que, creo, en un mes deberían haber reparado las líneas defectuosas, o del responsable, director o gerente (desconozco la nomenclatura) que conoce o debería conocer la situación. O quizás remitan la responsabilidad a la consejería correspondiente.  

Lo cierto es que hace más de un mes que es misión casi imposible hablar con nuestros familiares usuarios del mencionado centro cuando queramos o podamos y, ante la indefensión en la que me encuentro (no soy el único que lo sufre) RUEGO a quien corresponda que repare las líneas telefónicas, creo que no es pedir mucho y, si es problema económico, que pidan un crowdfunding.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

Melilla llora a José Manuel Calzado

La noticia de su fallecimiento primero, seguida de las innumerables muestras de condolencias que llegaron después, corrieron ayer como la pólvora en Melilla. Se nos