Una vuelta a la esperada rutina

Con el regreso de los escolares a sus estudios este lunes, Melilla ha comenzado a recuperar la normalidad rota tras un mes intenso de fiestas. Una vuelta al cole muy esperada, sobre todo por los padres, ante la posibilidad de un regreso a las clases telemáticas por el importante repunte de casos covid en nuestra ciudad, que ya prácticamente rozan los 2.200 contagios activos que se podrían alcanzar este martes, si sigue la tendencia de los últimos días.

También la clase política recuperará la normalidad, después de un período en el que muchos componentes de nuestra clase dirigente toman vacaciones, por lo que las acciones de los gobiernos autonómico y central están a medio gas, aunque sin dejar nunca de lado sus obligaciones, porque ya sea con unos integrantes u otros, las instituciones nunca paran.

Y por delante todo un año 2022, en el que, según los pronósticos, se podría ver algo de luz después de dos años marcados por una epidemia que ha tenido un coste personal -en Melilla de 123 vidas- y económico indudable y muchas veces doloroso.

Por el momento, y visto lo visto con el inicio de las rebajas, se demuestra que los melillenses no quieren renunciar a ciertas cuestiones, como el hecho de salir bares y restaurantes, como ha sucedido en estas fiestas que ya han acabado o, como ahora, con la adquisición de ropa, calzado y otros artículos, que desde este 7 de enero se ofrecen a un precio mucho menor al de los últimos meses.

Llega a Melilla la rutina, la bendita rutina para muchos después de semanas de intensas que ya quedan atrás.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

El periódico de Melilla, un orgullo

Empiezo esta Carta el domingo por la mañana, tras haber leído -orgulloso y feliz- un periódico extraordinariamente bien impreso de 84 páginas que se vende