Una detenida y un imputado por delitos de prostitución, lesiones y tráfico de drogas

Ambos son pareja y, según la Policía, explotaban sexualmente a una mujer a la que él dio una “brutal paliza” por querer dejar la prostitución y marcharse de Melilla.- Tuvo que ser operada por las lesiones que le provocó en la cara

La Policía Nacional ha detenido a una mujer venezolana y ha imputado a su pareja, un varón español, como supuestos autores de delitos relativos a la prostitución, lesiones y contra la salud pública, ya que explotaban sexualmente a una mujer que fue apalizada por querer dejar la prostitución y marcharse de Melilla. En una nota de prensa, la Jefatura Superior de Policía ha informado de que esta “brutal agresión” contra una mujer de origen colombiano tuvo lugar el 14 de mayo en una vivienda de Melilla, y la víctima tuvo que ser trasladada al Hospital Comarcal de Melilla e intervenida quirúrgicamente por lesiones en el rostro.

La Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) de la Jefatura Superior de Policía de Melilla comenzó entonces una investigación que permitió identificar al presunto autor de la agresión.
Se trataba de un ciudadano de nacionalidad española, el cual explotaba sexualmente a la agredida en unión de su pareja, una mujer de origen venezolano que también ejercía la prostitución.


El motivo de la agresión fue el intento de la víctima de abandonar la prostitución y marcharse de Melilla, algo que no aceptó el proxeneta que, ante la perspectiva de ver reducidos sus ingresos, le propinó una fuerte paliza a la mujer, causándole graves lesiones en el rostro.


Ambas mujeres se encontraban en situación irregular en España y ejercían la prostitución bajo el control del presunto agresor, quien se embolsaba casi la totalidad de los beneficios generados tanto por el ejercicio de la prostitución como por la distribución de pequeñas cantidades de cocaína a los clientes.


En una rápida intervención, la UCRIF localizó y detuvo el pasado día 15 de mayo a la mujer venezolana, que actuó en connivencia con su pareja, y posteriormente pasó a disposición judicial.

El supuesto agresor, oculto
Por su parte, el supuesto agresor se encontraba oculto en algún domicilio de Melilla, por lo que se tramitó una orden de búsqueda, localización y detención contra él.


Como consecuencia de la presión policial, este individuo decidió personarse el 24 de mayo en el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción número 1 de Melilla, conocedor de que había una causa abierta contra él.


A ambos de les imputan los delitos de lesiones, contra la salud pública y relativos a la prostitución.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas