Un país de contradicciones. Las mentiras de Bildu.

Otegi

Donaciones de Inditex

Es triste, muy triste, que en España se critique todo lo que no provenga de la misma cuerda política o sea iniciativa de los “ricos o poderosos”. Si algo es bueno, aporta ventajas o soluciones,  es bueno y punto. No vale el “sí pero…”. Pero nuestro gobierno, especialmente la cabeza podemita de la hidra, no puede soportar que “los otros” hagan, con su dinero (no como ellos, que lo hacen con el nuestro) cosas buenas y positivas para el país y se han lanzado al ruedo de las críticas.

Las críticas llegan pocos días después de que la Fundación Amancio Ortegafirmara un convenio con el Ministerio de Sanidad para  aportar 280 millones para la adquisición de equipos de prontonterapia, una técnica avanzada para el tratamiento de tumores de la que solo disponen en España dos hospitales privados de Madrid. Lo hizo en un acto con la presencia de Pedro Sánchez, que tiene como socio de gobierno a Podemos, y la ministra de Sanidad, Carolina Darias. La donación permitirá al sistema público adquirir 10 unidades.

Dijeron los podemitas Pablo Echenique y Lilith Verstrynge, cosas como: “Amancio Ortega no es un filántropo, es un evasor fiscal. Si le importase el bienestar de los españoles, pagaría todos sus impuestos y no organizaría campañas de publicidad. No necesitamos donaciones a la carta, sino impuestos justos que garanticen los servicios públicos” (Lilith Verstrynge). “Casi mejor un buen impuesto a la riqueza y más recursos para luchar contra el fraude y la evasión fiscal. Así salimos de dudas”.

Es, como diría Pablo Iglesias, para “darles unos azotes”. Si Ortega está fuera de la Ley, que se le persiga y si no, lo mejor es cerrar la boca.

Otegi

Sólo hablar del personaje provoca arcadas…. Que ahora diga que “siente el dolor provocado”, días después que hay que liberar a los “suyos” de las cárceles, que apoyarán al gobierno en los presupuestos (da igual cuales sean, probablemente ni los analicen porque su interés es otro) si se avanza en la liberación, o que “su actitud con el gobierno no sería –ni de coña- la misma” sino tuviera el gobierno la llave para liberar a los presos etarras, no sorprende a nadie y viene a demostrar, una vez más, la contradicción entre lo que se debería haber hecho (nunca haber pactado con un partido pro etarra, que ensalza a los verdugos) y lo que se ha hecho (usarlo para acceder al gobierno o para mantenerse).

Funanbulista Sánchez

Nuestro presidente del gobierno es, sin duda un funambulista («acróbata, el que hace ejercicios sobre una cuerda»), y de los buenos. Es un auténtico acróbata que mantiene el sillón con múltiples maniobras/ocurrencias/acciones para no perder el equilibrio/sillón.

Una muestra de sus equilibrismos: 1) Aparece el covid y, cuando ve que la gestión le resta votos, se la pasa a las Comunidades Autónomas. Airea a bombo y platillo todo tipo de medidas y ayudas (muchas de ellas nunca llegaron o eran préstamos para hundir más a empresas y particulares); 2) Con el desastre del volcán de la isla de La Palma, se apresura a aprobar unas ayudas ridículas para la magnitud de los daños y todavía la mayoría de los palmeros no saben cuánto y cuándo recibirán el dinero y qué pasará con su antiguo modo de vida perdido; 3) La factura de la luz no para de subir y se pone nervioso pensando en todos los votos que puede perder… Amenaza a las eléctricas con quitarles parte de sus beneficios y baja el IVA de la luz al 10%, pero la factura no baja. Ahora le echa la culpa al gas y quiere pasarle la responsabilidad de todo a las eléctricas, cuando sabe que el 70/75% de la factura son impuestos. Pero claro, éstos no los puede bajar porque los necesita para poder pagar todos sus “bonos electorales”.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

El periódico de Melilla, un orgullo

Empiezo esta Carta el domingo por la mañana, tras haber leído -orgulloso y feliz- un periódico extraordinariamente bien impreso de 84 páginas que se vende