Un fallo eléctrico en la carga de un patinete provoca un incendio en una casa de Cabrerizas

Había tres menores durmiendo en la casa, que se pusieron a salvo saltando a un patio interior

Un fallo eléctrico en un patinete cuya batería se estaba cargando ha provocado un incendio en una vivienda donde había tres menores durmiendo y que, al no poder salir por la puerta de acceso debido a las llamas, se pusieron a salvo saliendo a un patio interior. Según ha informado la Policía Local de Melilla en una nota de prensa, el incendio tuvo lugar el pasado 21 de enero, sobre las 9.45 horas, en la planta baja de una vivienda de la calle Travesía Juan de la Cruz.

Los agentes, tras ser alertados del incendio, acudieron a la zona y observaron cómo desde una ventana del inmueble salía un denso humo de color negro, por lo que procedió a desalojar el resto del edificio, ya que se desconocía el alcance y, de este modo, pretendía evitar que ninguna persona quedara atrapada en él.
También acudieron los Bomberos, que sofocaron el incendio que, al parecer, se había iniciado en un patinete eléctrico cuando estaba siendo cargado, por lo que las llamas se extendieron al resto de la casa.
Dentro había tres menores de edad durmiendo que se despertaron por una explosión y que pudieron comprobar qué estaba ocurriendo al ver que el patinete eléctrico, que estaba conectado a la corriente, se encontraba en llamas.
El patinete estaba en las inmediaciones de la puerta de entrada a la casa, por lo que no había posibilidad de salir por allí, de modo que se pusieron a salvo saliendo por una ventana que daba a un patio interior del inmueble, alertando a su vez al resto de vecinos.
Una vez estabilizada la situación, los vecinos pudieron volver a sus domicilios.
La Policía Local pudo localizar a los padres de los menores, que se hicieron cargo de ellos y de la situación, ya que manifestaron a los agentes que se alojarían en casa de un familiar hasta que sanearan su vivienda, afectada por el fuego y el humo.
El incendio fue provocado por un fallo eléctrico en la carga del patinete, ya que las chispas dieron lugar al fuego, que se extendió al resto de la vivienda.
Para evitar que puedan darse más casos de este tipo, la Policía Local ha recomendado controlar el tiempo que los patinetes están enchufados para no dejarlos más de la cuenta; mantenerlos lejos de objetos inflamables; quitar la batería si se va a limpiar con agua y desconectarlo de la red si no se está cargando para evitar que se sobrecaliente o sufra un cortocircuito.
Asimismo, apuntan la necesidad de que el patinete sea revisado por un mecánico o especialista en caso de caída para evitar que un posible daño en la batería pueda afectar a la carga, así como dejar enfriar la batería alrededor de una hora antes de cargarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ADVERTENCIA LEGAL: MELILLA HOY no secunda ni corrobora los artículos de opinión ni las manifestaciones expresadas en los comentarios de opinión de la web de este diario y sus respectivas redes sociales, y en consecuencia, no se hace responsable del contenido de los mismos.

Relacionado

Noticias Relacionadas

Esclavos de Hacienda

Ese es el acertado título de un artículo de Isabel San Sebastián en ABC, el 31/1. Habla de “expolio”; de “dirigentes adictos a gastarse nuestro

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€