MELILLA HOY

junio 28, 2022 13:50

Todas las opciones políticas son respetables mientras estén dentro de la ley. Nadie quiere ser ahora camionero

Nadie quiere ser camionero

El sector de los transportistas sufre una gran falta de personal que se extiende a toda Europa.

En Europa hacen falta casi medio millón de camioneros. El problema más grande está en Polonia, allí faltan 80.000 y ese déficit se ve agravado por la guerra en Ucrania. En España hacen falta en torno a 20.000. Las causas de este déficit  son el alto precio del carburante (por el que trabajan a pérdidas), las muchas horas que echan en la carretera y el mal acondicionamiento de las áreas de descanso (donde les roban e incluso, en algunas ocasiones, les agreden).

Durante la pandemia se les tildó de “héroes”, pero ahora, como suele hacer nuestro actual gobierno con cualquier tema que no crea que le va a dar un rédito electoral a corto plazo, ya no interesan.

La ridícula solución del gobierno (bajada general de 20 céntimos, que en muchos casos asfixia a las gasolineras por falta de abono por Hacienda, fue compensada en muy poco tiempo con nuevas subidas de precio) para aliviar el bolsillo a todos los ciudadanos por las constantes subidas del precio de los combustibles, no ha sido muy efectiva. Además, deja atrás a muchos colectivos a los que cualquier subida afecta de manera vital (en sentido estricto: pueden dejar de trabajar y, por tanto, de ingresar dinero, de comer y, en última instancia, de vivir).

Un transportista con 4 chóferes a su cargo (una buena foto fija de la situación del sector) lanzó, hace unos días en A3, una petición desesperada de auxilió: “Le pediría a la ministra de transportes que por favor nos ayude y que no nos obligue otra vez a convocar un paro que no quiere nadie”.

 Debería nuestro gobierno zombi (muerto viviente) haberse puesto en la piel de todas las empresas y autónomos que tienen en el carburante uno de sus costes más importantes: los taxistas o VTC, los transportistas, los camioneros, los agentes comerciales, etc. Probablemente, si de verdad se les quería ayudar, estos colectivos deberían haber tenido un descuento mínimo de 40 o 50 céntimos de euro por litro. Les hubiera ayudado a ellos e indirectamente a todos porque no tendrían que subir sus precios de venta al público.

Cualquier opción política es respetable

Produce sonrojo que desde el gobierno, en una medida estrategia electoral, se esté todo el día dando la tabarra con cosas como: “con Vox no se puede pactar”, o “Vox es la ultraderecha más radical que va a acabar con nuestras libertades”. Saben de sobra que Vox respeta la constitución y las leyes, cosa que algunos de sus socios no hacen (los independentistas catalanes) o no hicieron (los ex-terroristas de Bildu)

Como quieren mantener el gobierno a toda costa, deben hacernos creer que Vox (que, con casi toda probabilidad, será la llave para que el PP logre mayoría absoluta en las próximas elecciones generales) es la reencarnación de Belcebú (uno de los nombres de Satanás).

Lo bueno de una democracia es que, mientras no se infrinja la ley, se puede opinar o ser cualquier cosa: nacionalista, defensor del catalán frente al español, buscar más competencias para tu autonomía, etc.. También es cierto que a algunos políticos en el poder sólo les gusta  esta bondad cuando se está de acuerdo con ellos…

Vox es más respetable que los actuales socios del PSOE y Pinocho Sánchez (Bildu, Esquerra, Junts o Podemos). Al menos hasta ahora, nunca ha propuesto cosas fuera del orden constitucional o fuera de la ley. Los socios de Sánchez no pueden decir lo mismo…, pero con ellos “si se puede pactar”, porque lo que dijo Pinocho de ellos antes de acceder al poder dejo paso, por arte de magia,  a una amistad duradera (de conveniencia mutua).

El Madrid es otra dimensión

Se acaban los adjetivos para definir la actual campaña del Real Madrid, que ha terminado con la consecución de su decimocuarta Copa de Europa.

El Madrid ganó porque fue mejor, pese a algunas deficiencias, que se pueden resumir en: un físico inferior (el centro del campo tiene mucha calidad con Modric y Kroos, pero poco físico) y un jugador lento (Casemiro).

El mejor equipo del mundo ganó porque tiene más calidad que el Liverpool (en la comparación jugador por jugador, no hay color), pero sufrió por las deficiencias antes mencionadas (que le hacen tener que defender más atrás).

Los grandes éxitos de esta campaña no deben ocultar las deficiencias. Para el año que viene conviene ir dando entrada, cada vez más, a Camavinga en lugar de Kroos o Casemiro. El famoso trio de la medular (Kroos, Casemiro y Modric) debe ir rotando en cada partido para ir dejando paso al citado Camavinga o a Rodrigo.

¡Enhorabuena Real Madrid! ¡Orgulloso de ser madridista!

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas