Tenemos un gran personal en el Hospital de Melilla

Por Salvador Castillo Palma

El pasado martes día 4 de octubre por el Urólogo el Doctor Abdelmounin El Boutaibi Faiz, se me intervino de un Pólipo en la Vejiga y quiero agradecer a dicho doctor que nada más tener conocimiento de mi problema, me propuso para realizarme todas las pruebas pertinentes para lo antes posible proceder a mi intervención, por lo que quedamos eternamente agradecidos.
Además, quiero de dejar constancia de lo siguiente: que desde la señora que a la entrada me hizo la PCR, que dicho sea de paso la mujer estaba sola para hacer la prueba y atender el ordenador etc., un poquito agobiada, pasando por las personas que me prepararon para entrar a quirófano, todo el personal de éste y después una vez en planta son sobre todo unos grandes profesionales.
Además, te hacen la estancia comodísima y muy agradables dentro de sus posibilidades y pacientes. Yo suelo ser una persona que me adapto muy bien dado que siempre a lo largo de 50 años tuve la suerte de estar en el servicio público, desde los 17 años como cobrador y después conductor de autobuses de Melilla y mis últimos 40 como funcionario de la P. Local, por lo tanto sé lo que es tratar con personas de toda índole y desde luego que aunque tengo amigos que trabajan en el Hospital, no lo había vivido en carnes propias aunque hace más de veinte años estuve con los últimos días de mi padre y nos atendieron de maravilla.
He podido comprobar que no sólo se ha mantenido esa profesionalidad y cercanía con las personas que necesitan de sus cuidados, sino que incluso creo que han mejorado y me gustaría dejar constancia de ello, sobre todo después todo lo que han tenido que soportar durante el grueso de la pandemia, que dicho sea de paso mi hermano pequeño tuvo que estar unos días en UVI. Que mi enorme agradecimiento a todos les pueda llegar para su satisfacción y como ánimo para seguir desempeñando sus respectivas, sordas y difíciles labores que a veces se les hace tan difícil poder atender.
Que durante mi estancia de un día y una noche en planta, las enfermeras pasaban a cada momento para ver los sueros, preguntar si necesitaba algún calmante etc; además de preguntar a mi mujer si necesitaba alguna cosa, repito, fue como que el sólo hecho de su presencia les quitan a uno las posibles molestias propias de la intervención.
Fuerte abrazo para todos ellos y repito muchísimas gracias para todos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ADVERTENCIA LEGAL: MELILLA HOY no secunda ni corrobora los artículos de opinión ni las manifestaciones expresadas en los comentarios de opinión de la web de este diario y sus respectivas redes sociales, y en consecuencia, no se hace responsable del contenido de los mismos.

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€