MELILLA HOY

SSS: Sólo sé subir

Portada del libro

Por: Diego Portillo

Hoy variamos un poco y dejamos a un lado el medio televisivo o cinematográfico para realizar un análisis de otro medio y adentrarnos en una novela fascinante: Aquitania. El thriller histórico escrito por Eva García Saénz de Urturi fue elegido Premio Planeta 2020 y, tras leerlo, podemos afirmar que el premio es más que merecido.
Este libro llegó a mis manos como un regalo muy especial e inesperado y, pese a mis reticencias iniciales porque no es un género que me cautive especialmente, comencé a leerlo y no pude parar hasta terminarlo en apenas unos días (podría haber sido incluso menos tiempo, pero me obligaba a parar para disfrutarlo y no devorarlo en apenas unas horas).
“Alguien débil retrocedería. Alguien cobarde se paralizaría. Alguien cauto se centraría en defenderse. Alguien fuerte seguiría adelante pese al agravio. Alguien como ella, nieta del Trovador, duquesa de Aquitania, estaba haciendo lo que la sangre le susurraba a gritos: subir. Ascender al trono. Superarnos a todos, aliados y enemigos, desde arriba”.
Este párrafo nos describe a la protagonista de la novela a la perfección, Eleanor de Aquitania. El libro comienza por los hechos que marcaron su infancia y que definirían su carácter luchador y tremendamente táctico durante el resto de su vida. Una niña que se tuvo que convertir en una mujer luchadora mucho antes de lo que hubiese sido recomendable. Una persona capaz de dejar a un lado sus propios sentimientos con tal de lograr su objetivo, capaz de no perder de vista su meta durante años y con el lema de su casa grabado a fuego: SSS. Sólo sé subir. El cual posteriormente tendría que acabar modificando por circunstancias y vivencias por Sólo sé seguir.
Estamos ante una novela de corte histórico, pero con algunas partes ficcionadas para lograr que la trama quede cerrada perfectamente o conseguir una mayor carga dramática en algunos pasajes. Una forma de acercarse a la increíble vida de esta mujer para aquellos que no sean expertos en historia o tengan un gran conocimiento de las intrigas palaciegas en el medievo en la Francia del siglo XII. Un historiador seguramente considere que hay demasiadas partes ficcionadas o datos que no pueden ser contrastados y corroborados, pero en ningún momento la autora nos vende el libro como un análisis histórico, sino que nos avisa en varias ocasiones de los elementos que ha introducido sin tener constancia explícita de los mismos para dar mayor peso a algunas tramas o lograr mayor carga dramática.
El ritmo de la novela no decae en ningún momento y nos atrapa desde sus primeras páginas hasta su impactante final. Pactos, asesinatos, traiciones, envidias, matrimonios de conveniencia, incestos… es una novela que no da un respiro al lector y que consigue que nos identifiquemos con Leonor desde el primer momento, que sintamos su venganza como nuestra y deseemos que consiga culminar su misión satisfactoriamente.
La autora consigue entremezclar casi un siglo de hechos de manera absorbente y trepidante, jugando con los espacios temporales de manera que el lector está en tensión casi constantemente, pues nunca sabemos con qué nos van a sorprender los diferentes personajes. Éstos están dibujados de manera precisa, construyendo unos caracteres propios que, si bien en algunos personajes no se puede asegurar su verosimilitud histórica, funcionan como un engranaje perfecto para engancharnos a la trama gracias a sus ambiciones, pactos y traiciones.
En definitiva, estamos ante una novela muy recomendable a la que considero que es mejor acercarse sin buscar información previa sobre la increíble historia de Leonor de Aquitania y su familia. Ya habrá tiempo de sobra una vez completadas sus 400 páginas de complementar la información de la novela sobre su fascinante y durísima vida.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas