Situación diferente pero convergente en un futuro próximo

Carlos Alcaraz gana a Rafa Nadal (Foto Mutua Madrid Open)

No pretendo parecer petulante a los lectores poniendo a este artículo un título más o menos encriptado, como se dice ahora, pero es el que mejor me viene a la cabeza, cuando acabo de presenciar dos importantes partidos de la jornada de ayer viernes.

Por Pilar Cayuela/Enviada Especial

Vaya por delante que en el primer partido al que me refiero, N. Djokovic ha ganado al polaco H. Hurkacz en dos sets por 6-3 y 6-4. El serbio ha jugado el partido como el que va a la oficina a cumplir el trámite habitual, no sé si es justo referenciar aquí, que ha jugado con las gradas semivacías quizás en hora temprana, las 14 hrs. en día laborable, con mucho calor y mucha gente comiendo para “estar en forma” para el partido esperado por todos, sobre todo el público español que era el Alcaraz-Nadal (16 hrs.). No le ha importado ello al jugador serbio, que ha jugado en su línea, devolviendo todas las bolas que le llegaban cuando atacaba el polaco y además ha jugado profundo, que es lo mismo que decir que las bolas le botan en la misma línea de fondo y casi en los pies del contrario. Da igual que el contrario le haga el denominado parabrisas, porque el serbio llega a todas las bolas resbalando y devuelve además contraatacando con golpes que por su fuerza y colocación hace que enseguida pase a dominar la situación. No es que siempre le salgan todas las jugadas bien, pero una mayoría de veces sí le resultan favorables. Djokovic está recuperando la forma a un ritmo que se puede calificar de exponencial.

Pasamos a analizar el segundo partido, el esperado por todos, y les indico con apresuramiento que ha ganado Alcaraz por 6-2,1-6 y 6-3. ¿resultado sorpresa? Pues después de lo visto me atrevería a decir que la misma sorpresa que si el que hubiera ganado hubiera sido Nadal. No está en forma el balear, desde luego no lo está para ganar a Djokovic y por lo que hemos visto este viernes tampoco para ganar a Alcaraz, que seguramente le hubiera ganado en dos sets, si no hubiera sido por la caída que tuvo el murciano al principio del segundo set.

De lo que acabo de señalar se puede entender el título de este artículo. Ni el serbio ni el balear están todavía en plena forma, están en situaciones diferentes, mejor situación para el serbio, creo que Nadal ha jugado este torneo demasiado pronto, creo que debería haber esperado a debutar en Roma, donde además defiende título, pero una cosa es cierta: ambos convergerán en una forma óptima en el próximo torneo de Roland Garros. O por lo menos eso esperamos todos los aficionados por el bien de este deporte.

( La edición digital de PDF de MELILLA HOY

online.melillahoy.es/membresias/ )

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas