“Shoà” y “Samudaripen”, palabras en dos idiomas distintos con un mismo significado: Genocidio

Hoy se celebra el Día Internacional de la conmemoración de las víctimas del holocausto nazi

La tarde de ayer reunió en el Salón de Actos de la consejería de Cultura a diferentes representantes civiles y militares, que asistieron a una doble conferencia, celebrada por primera vez en Melilla, sobre dos puntos de vista de una misma realidad: la “Shoá” dentro del mundo judío, ofrecida por la doctora María Elena Fernández Díaz y “Samudaripen” en el mundo gitano, por el ponente Miguel Palacios Carbonell. Esta doble conferencia se llevó a cabo, con el propósito de honrar a las personas que perecieron en uno de los mayores crímenes de la historia de la humanidad, el holocausto Nazi, por el simple hecho de pertenecer a un determinado colectivo.

Cada 27 de enero se conmemora a los seis millones de personas fallecidas durante el Holocausto Nazi, fecha escogida por ser el día de la liberación del campo de concentración de Auschwitz, que se creó en 1940 para albergar a los prisioneros políticos del ejército polaco y poco después a miembros de la resistencia, intelectuales, homosexuales, gitanos y judíos.

En Melilla, las comunidades gitana y judía se han unido para coordinar, junto a la consejería de Cultura, una doble conferencia denominada, “La mujer en la Shoá” y “Samudaripen rescate de memoria gitana”, que comenzó a las siete de la tarde, en un acto que tuvo gran acogida y que estuvo dividido en dos ponencias.

La primera de ellas estuvo a cargo de la doctora María Elena Fernández Díaz, que aportó interesantes datos sobre el adoctrinamiento de la mujer alemana de “aria pura”, que apoyaba el régimen nazi y en el lado opuesto, a la mujer alemana “judía”, que llegó a ser discriminada e incluso asesinada.

La segunda ponencia fue ofrecida por Miguel Palacios Carbonell, pastor evangélico en Madrid y profesor de Raíces Hebreas del Cristianismo, donde dio a conocer la triste memoria de su pueblo, que también sufrió el holocausto nazi o “samudaripen”, con un millón y medio de personas asesinadas.

Durante su exposición, también hizo referencia a la persecución que padecieron en la historia de España, “manchada” con 227 leyes contra la comunidad gitana y a la “Gran Redada” de 1749, encabezada por el Marqués de la Ensenada, donde los gitanos fueron enviados a galeras y sus mujeres a prisiones; además de profundizar en el conocimiento y reconocimiento de la memoria histórica del Pueblo Gitano para fomentar la convivencia desde el respeto a la diversidad. Haciendo alusión a su conferencia, quiso despedir su intervención diciendo: “ante tanso silencio, tanto siglo de escombro en nuestra historia, un pequeño susurro, es un gran grito”.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Un día histórico?

Gran iniciativa la del Instituto de Enseñanza Secundaria Rusadir con su Olimpiada de Historia de Melilla entre sus alumnos y su deseo de promover el