SEO/BirdLife: “Es necesario construir sin destruir, adaptar los proyectos a la naturaleza existente”

En relación a la conducta sobre política ambiental que lleva a cabo la Consejería de Infraestructuras con el beneplácito de la de Medio Ambiente

El grupo local SEO/BirdLife ha mostrado su desacuerdo con la política de “tabula rasa” hacia los árboles y el entorno urbano de los nuevos proyectos, apelando a la “incapacidad” de los técnicos de adaptarse a lo ya existente. “Y es que un tema demasiado actual, por desgracia en nuestra ciudad, es la destrucción a la ligera de arboledas centenarias para edificar, algo así como una segunda juventud del bombazo urbanístico de los 90 que nuestra Consejería de Infraestructuras, con el beneplácito de la de Medio Ambiente quiere ‘repescar’ para Melilla, como si no se supiera ya como termina la política del hormigón, aunque claro, imagino que esos lodos ya los tendrá que limpiar otro gobierno y lo tendremos que seguir pagando todos los ciudadanos”, ha manifestado el grupo ecologista a través de una nota de prensa.

SEO/BirdLife ha tachado de “tropelía” el proyecto sobre la construcción/ampliación de la Protectora de Animales, algo necesario para el correcto funcionamiento de este servicio, que sin embargo, se pretende construir sobre la destrucción, en este caso, de un grupo de cinco árboles existentes en la zona, manifestando que no piden esquivar un bosquete ni prohibir la construcción en la zona, sino simplemente “encajar” estos ejemplares en un proyecto “para el que se ha tenido tiempo de sobra”, señala.

En este sentido, asegura que el término medio que no contenta a nadie, es el de respetar algunos ejemplares, trasplantando otros, algo que para ellos demuestra la “incapacidad” de los técnicos para proyectar “con un poco de sensibilidad”, lo que genera sobre todo, dudas sobre las “capacidades” que supuestamente tienen para adaptarse a diversas situaciones, mostrando una vez más ese mensaje de desapego por la flora local, tan alejado del proyectismo arquitectónico del siglo XXI y tratando una vez más, el titular de la Consejería a los arboles, de “mobiliario urbano, como si fuera un banco del parque que molesta y se puede desatornillar del suelo e instalar en otra parte”, apostilla.

Desde SEO/BirdLife creen que era la ocasión perfecta, por la simplicidad de la adaptación, para “dar en la boca” a todos los que han sido críticos con su gestión del Patrimonio Natural de la ciudad, habiendo demostrado de este modo empatía y sensibilidad, enviando un potente mensaje de modernidad y respeto.

Por todo esto, el grupo local ha lamentado que se trate de otra ocasión perdida, que provoca una “nueva desidia” para los que seguían confiando en “pedirle peras a este olmo que es nuestra Consejería”, señala.

Los ecologistas recuerdan que ya en la exposición que el analista y creador del PMUS, José Luis Cañavate, dio en Melilla, se vivió una “bochornosa situación” en la que, presente el Consejero de Infraestructuras y uno de los técnicos que tantos árboles patrimoniales de la ciudad ha “fulminado”, se le preguntó al ponente y experto en urbanismo, si hoy en día se aconsejaba proyectar respetando los árboles existentes, a lo que no quiso contestar porque, en palabras suyas “no cree que en el siglo XXI haya ningún técnico o político que contemple la destrucción del patrimonio natural de una ciudad para levantar cemento”.

Y es que nuestros árboles centenarios lo son porque se han mantenido alejados de las manos de estos “adoradores del cemento” al encontrarse en territorio militar, pero tras la liberación de éste, SEO/BirdLife declara que “ha faltado tiempo para que los que tienen que velar por los intereses de los melillenses, decidan convertir estos espacios en folios en blanco, destruyendo todo para levantar castillos en el aire que beneficien a unos pocos, robándonos a todos nuestro entorno más antiguo y necesario”. Además, asegura que esta nueva política ha encontrado un potente aliado en el comodín que sirve para destruir todo: las compensaciones, que “son la carta blanca que permite poner un precio a lo que es nuestro, de todos los melillenses” y que con la promesa de equiparación, “básicamente nos hacen un trueque que solo los beneficia a ellos, como si te quitaran tu casa y le dieran un valor, no contemplando toda la carga emocional o la importancia que sus rincones tienen para tu vida, ellos te dan otra casa, vacía, sin alma, pero que compense tu perdida forzosa y permita su beneficio”, denunciando que están “expropiando a la fuerza” árboles que estaban aquí antes que los padres de sus padres, y todo para seguir avanzando en “conseguir su propósito, una Melilla artificial sin alma”, concluye.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Un comentario

  1. Completamente de acuerdo, están acabando con la ciudad para beneficiarse ellos, una vergüenza… Nos dejarán sin árboles, asfixiados de calor en una ciudad desierta, es tremendo.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas